Una Palabra Oportuna No. 683

Oración de la mañana. Sábado 10 de octubre de 2020.

Por Edgar Magallanes, SJ.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Entro en la presencia de Dios Amor.

Te pido Señor: que todas mis intenciones, acciones y modo de hacer las cosas se orienten a ti.

Una mujer, al escuchar a Jesús, alza la voz ¡Dichosa la mujer que te llevó en su seno y cuyos pechos te amamantaron! Jesús dice: más dichoso es quien escucha la palabra de Dios y la pone por obra.

Reflexiono:

Nuestro corazón escucha y reconoce lo que Dios le dice ¡No nos hagamos los locos! Cuando nuestro corazón reconozca lo que Dios quiere, hagámoslo sin miedo y con firmeza ante todos.

Me pregunto:

¿Tengo miedo a las consecuencias de hacer lo que Dios me pide?

¿Estoy muy distraído para escuchar a Dios o no tengo interés?

Jesús dice: sígueme y no tengas miedo porque yo estoy contigo.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.