Una Palabra Oportuna No. 952

Oración de la noche. Domingo 21 de febrero de 2021.

Por José Francisco Aranguren, SJ.

Señor de la vida, Padre de ternura, hoy, primer domingo de Cuaresma, llego a ti derrotado. Me agobian los muchos frentes a los cuales he de atender: los estudios, el buscar los medios para comer, el modo de trasladarme, el cuidarme, el cuidar mis relaciones familiares y mis amistades…Ya sabrás esto porque te lo he compartido en otras ocasiones. Por ello, quiero poner ante ti a todos esos aspectos y personas  de mi vida… los traigo a mi mente en silencio…te los entrego…

Los dejo en tus manos, me descargo en ti para retomarlos con la fuerza de tu Espíritu.  Quiero ahora resonar ante tu presencia y rescatar todos los momentos en los que te me has hecho presente en esta semana. Pienso en tu presencia silenciosa en lo cotidiano de mi vida…

Y lo agradezco.

Agradezco también el aire que respiro, la gente que me quiere y a la que quiero…

Por todo eso gracias, Señor, gracias. Ayúdame para que pueda hacer proceso de fe a lo largo de esta Cuaresma. Dame tu amor y tu gracia que eso me basta.

Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.