Una Palabra Oportuna No. 980

Oración de la noche. Domingo 07 de marzo de 2021.

Por José Francisco Aranguren, SJ.

Señor, ya nos encaminamos hacia la semana mayor. Mientras, seguimos poniéndonos en la onda para entrar con corazón sincero a la Semana Santa. Te agradezco por la vida que en mi fluye, por el aliento que en mi inspiras. En esta semana de Cuaresma sigo en el camino a Jerusalén, como tu hijo. A veces, me cuesta comprender lo que ocurre en mi interior ante lo cual prefiero hacer silencio y dejarlo en tus manos. Por eso, en este momento te entrego esas experiencias no digeridas que hay en mis hermanos…confío en que a través de ellas quieres hablarles…

Esta semana que comienza dejo mis angustias en tus manos. No tengo por qué comprenderlo todo, es más, no gastaré energías en ello. Dame el don que le diste a María, el de guardar las cosas en el corazón. Que aprenda a digerir las experiencias, a dejarlas pasar, a ser paciente…En silencio te pido este don para todos mis hermanos…

Dame Señor, tu amor y tu gracia que esto me basta.

Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.