Una Palabra Oportuna No. 994

Oración de la noche. Domingo 14 de marzo de 2021.

Por José Francisco Aranguren, SJ.

Padre del cielo al contemplar tu palabra mueves mi corazón y sanas mi vida. Has entregado a tu único hijo para nuestra salvación. Te agradezco por la vida que fluye a mi alrededor y por la gente que quiero…los recuerdo con cariño…

Luego de reconocerte como la luz, quiero acercarme a ti para que se purifiquen mis obras, para que se fortalezca mi seguimiento a ti. Por eso, en este momento te pido en silencio por los desafíos y conflictos que aparecerán esta semana. Solo tú los conoces. Dame tu luz para saberlos llevar…

Y termino este rato de contacto contigo pidiéndote tu amor y tu gracia porque considero como San Ignacio, que eso me basta. Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.