Unicef advierte que el Cólera amenaza a 1,2 millones de niños haitianos

278
Foto referencial

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) advirtió este miércoles 5 de octubre que el brote de cólera amenaza el bienestar y la salud de 1,2 millones de niños haitianos que residen en la capital.

Tres días después de la confirmación de las autoridades de un resurgimiento de la enfermedad en dos comunas de Puerto Príncipe, al menos siete personas y un niño de tres años murieron como consecuencia del cólera, se diagnosticaron cinco casos positivos y se investigan otros 60 en el área metropolitana de la ciudad.

La enfermedad, que es transmitida por el agua, causa diarrea aguda y puede ser mortal si no se trata en cuestión de horas, alertó la instancia.

Sin embargo, con el aumento de la violencia y la inseguridad muchas familias están obligadas a beber y utilizar agua no apta para el consumo, mientras la basura no se recoge de las calles y los hospitales están cerrados o no pueden funcionar, dijo el representante de UNICEF en Haití, Bruno Maes.

“Todos estos ingredientes han convertido a Haití en una bomba de relojería para el cólera. Ahora ha explotado”, lamentó.

Más problemas

El actual brote ocurre en medio de una crisis política, social, económica y de violencia, además de un crónico desabastecimiento de combustibles que limitan la prestación de servicios básicos.

UNICEF indicó que 17 de los 22 principales centros de salud corren el riesgo de cerrar por falta de hidrocarburos, con lo cual 50 mil niños recién nacidos podrían no recibir atención médica en las próximas semanas y siete mil víctimas de violencia sexual estarían expuestas sin recibir sus tratamientos.

Además, en Cité Soleil, una de las comunas donde se detectaron casos, uno de cada cinco niños sufre desnutrición aguda grave o moderada y con la escasez de servicios básicos muchos de ellos podrían morir como consecuencia del brote.

“El cólera puede propagarse fácilmente como un incendio en Haití si la gente sigue sin tener acceso, o con acceso limitado, a los servicios básicos de salud, agua e higiene debido a la inseguridad”, deploró Maes.

Apoyo

UNICEF posicionó una reserva de contingencia para ayudar al Gobierno de Haití a responder al resurgimiento del cólera:

755.000 tabletas de purificación de agua para servir a 15.000 personas durante 15 días.

28.230 barras de jabón para servir a 14.000 personas durante un mes. 20 tanques plegables de 10 metros cúbicos, 10 tanques plegables de 5 metros cúbicos y 30 cisternas ya están a disposición de la Dirección Nacional de Agua Potable y Saneamiento de Haití (DINEPA). 

Recuento

En 2010 otro brote de cólera costó la vida de unas 10 mil personas y enfermó a más de 800 mil, y las autoridades necesitaron nueve años para eliminar la enfermedad.

En una capital densamente poblada y con poco acceso a servicios de saneamiento adecuados, el cólera constituye un desafío para el Gobierno que además enfrenta masivas protestas contra su gestión.

Con información de agencias /Unicef