Venezuela debe pagar 73 millones de dólares a viuda de Fernando Albán

100
Familia Fernando Albán
Archivo

Darrin Gayles, juez del Distrito Sur de Florida sentenció al gobierno de Maduro a pagar a la viuda de Fernando Albán un total de 73 millones de dólares por concepto de indemnización.

La decisión viene dada porque el juez determinó que la muerte de Albán no fue un suicidio como asegura el gobierno de Venezuela, sino un “asesinato por encargo”. Por tanto, según este tribunal, fue un asesinato.

La sanción desde Estados Unidos se debe a que la esposa de Fernández Albán presentó una demanda contra el “Cartel”, un grupo integrado por el gobierno de Venezuela, el Alto Mando Militar y las FARC-EP.

Este “Cartel” tendría demandas por acciones directas de narcotráfico y terrorismo en territorio estadounidense, específicamente en el Distrito Sur de Florida. Por tanto la justicia estadounidense tiene jurisdicción, según el Tribunal de Miami.

Sobre el asesinato de Albán, el gobierno de Venezuela aseguró en principio que fue un suicidio. No obstante, el 1 de mayo de 2021 ocurrió un viraje total y el Estado aceptó que Fernando Albán no se había suicidado.

Jurisdicción

La demanda interpuesta contra Venezuela está sustentada por agravio al derecho civil, violación de la Ley Antiterrorista de Florida, y violación de la Ley de Organizaciones Corruptas e Influenciadas por Extorsión (Ley RICO por sus siglas en inglés).

Según la Corte, el cartel es una “asociación delictiva” con sede en Venezuela. Además dictaminó que los demandantes presentaron “alegaciones plausibles”.

Estas alegaciones permite a Estados Unidos establecer dos demandas federales por violación de la Ley RICO contra el cartel.

El tribunal también dictaminó que tenía jurisdicción suplementaria sobre las reclamaciones de la ley estatal derivadas de los mismos hechos operativos.

De acuerdo con el Tribunal, los demandados habían sido debidamente notificados y que no habían respondido a la demanda. Esto justificó una sentencia en rebeldía.

Sobre Fernando Albán

La justicia de Estados Unidos considera que Fernando Albán ya estaba muerto al momento de impactar contra el suelo el 8 de octubre de 2018 en Caracas.

Su deceso habría sido consecuencia de una tortura con descargas eléctricas, ahogamiento y otros métodos por parte de la “policía secreta de Venezuela”.

La detención de Albán ocurrió a su retorno a Venezuela procedente de EEUU, varios agentes lo detuvieron en el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía.

“Tres días después arrojaron su cadáver por una ventana, alegando que Albán se había suicidado”, según la denuncia de la esposa de Albán.