Wilfredo Luzardo fue un alijuna con alma Wayuu

Wilfredo Luzardo
Wilfredo Luzardo, un alijuna con alma wayuu/Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

Wattamaalu,  watachionya fueron las primeras palabras en wayuunaiki de Wilfredo Luzardo en el programa Putchimajachi. Con este saludo entusiasmaba a quienes lo escuchaban a través de Radio Fe y Alegría Paraguaipoa 92.3 FM, antes la 100.1.  

Wilfredo Luzardo fue un alijuna con alma de Wayuu, uno de los fundadores de Radio Fe y Alegría Paraguaipoa, la primera emisora indígena de Venezuela.

Desde ahí impulsó varios proyectos como el fortalecimiento de la lecto escritura del wayuunaiki junto al maestro Miguel Ángel Jusayuu con la publicación de los libro Wauya y Apunaja.

Este martes 21 de diciembre no le dio tiempo esperar el nacimiento del Niño Jesús. Un infarto se lo llevó a disfrutar de la compañía más cercana de Papá Dios para gozar de su Reino y de la vida rescucitada.

Entre su trayectoria y su paso por la Guajira  y del   compromiso con su gente, a Wilfredo se le debe la apertura de 148 centros educativos del Instituto Radiofónico Fe y Alegría en los municipios Mara y Guajira  para  el año de 1999, cuando inició su recorrido en esta tierras que lo adoptaron como su hijo.

También fue el creador y fundador del comité de derechos humanos de la Guajira. Además ocupó un espacio político siendo director general de la alcaldía de la Guajira, haciendo proyectos que beneficiarían a la población de esta región fronteriza.

Pensando la nueva radio de Paraguaipoa luego del incendio/Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

Marcando huella en la gente con la radio

Isidro Uriana, un hombre wayuu que estuvo en los inicios de Radio Fe y Alegría Paraguaipoa y quien fue la persona que acompañó a Wilfredo en sus comienzos, conduciendo programas que alegraban a la población, como Toponimia Wayuu y Tierra del Sol Numaipa Kaikai, recuerda que con él surgían las anécdotas historias vivas de las comunidades, dejando huellas en cada habitante de esta tierra ancestral.

La primera emisora indígena en Venezuela fue identificada en sus comienzos como «una niña» y fue creciendo con el pasar de los  años con los pensamientos y ser wayuu.

Y gracias a esa convicción así lo internalizo Wilfredo Luzardo junto a muchos hombres y mujeres wayuu que construían ese pensamiento para que hoy en día sea la radio con todas las voces. 

Wilfredo en su gestión como director de Radio Fe y Alegría Paraguaipoa exigía a sus productores un 75% en idioma wayuunaiki y el 25% en alijuna, esto permitió ser la única radio indígena de Venezuela en su momento. 

Wilfredo Luzardo fue el maestro de muchos colegas y amigos wayuu en la radio. Descansa en paz querido maestro!.

Ahora, en su «nueva vida», seguirá siendo un gran luchador de los sueños, amigo, compañero y continuará con su estilo particular para creer en las utopías, con buen y fino humor, y sobre todo con esa pasión que le imprimía a lo que creía y hacía.