Ya fueron exhumados los restos de José Gregorio Hernández

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

Tal cual como estaba previsto este lunes 26 de octubre se llevó a cabo el acto ceremonial que posibilitó la exhumación de los restos del futuro beato venezolano José Gregorio Hernández en la iglesia de la Santísima Cruz y de la Candelaria, en la ciudad de Caracas.

Luego de los protocolos de rigor establecidos en el derecho canónico, que incluyó la lctura del decreto papal que eleva a la categoría de beato al trujillano, el Cardenal Baltazar Porras, administrador apostólico de la arquidiócesis de Caracas y arzobispo de Mérida, tomó juramento a los integrantes del tribunal que se encargará desde este lunes y hasta el sábado 31 de octubre de certificar que lo hallado son los restos del “médico de los pobres”.

El tribunal eclesiástico es conformado por el presbítero Juan Carlos Silva Unda, como promotor de justicia; María Coromoto Bianchini como notario actuario y Carlos Marrero en su rol de notario adjunto.

Los integrantes de esta instancia serán acompañados en su rigurosa tarea por una comisión de médicos anatomo patólogos, antropólogos forenses, odontólogos forenses y personal funerario.

Momento del traslado en procesión/Foto: CEV

Una de las partes emotivas del ceremonial fue la indagatoria que el Cardenal Porras le hiciera a uno de los testigos de la exhumación de 1975 para que certificara que los restos encontrados en el “moisés” de la capilla de la iglesia de la Candelaria corresponden a los del médico.

Hace 35 años el señor Antonio Moreno Castillo era jefe civil de esa parroquia ese año. Prestó juramento ante los presentes que lo que allí reposa son los restos del próximo beato de los altares venezolanos.

Junto con él se encontraba el otro testigo vivo, Rafael Conde, actual obispo emérito de Maracay.

El sarcófago o urna que contiene lo que queda de José Gregorio Hernández fue llevado en procesión hasta el altar mayor del templo por miembros de las cofradías más antiguas de Caracas.

Entre los asistentes al acto estuvieron la niña prodigio del milagro, Yaxsury Solórzano y sus padres; obispos de varias diócesis; representantes diplomáticos, entre ellos el embajador de España en Venezuela, Jesús Silva.

Igualmente se encontraban presentes el arzobispo emérito de Caracas Cardenal Jorge Urosa Savino y el nuncio apostólico Aldo Giordano.