Yukpas exigen respuestas a Omar Prieto

El pasado 5 de febrero, Omar Prieto, gobernador del Zulia, sostuvo una reunión con caciques yukpas de la Sierra de Perijá.

En este encuentro, las autoridades indígenas de las cuencas Toromo, Tukuko, Río Yaza, Apón y Macoa expusieron las calamidades que enfrentan diariamente y que aún no han sido atendidas por los gobiernos local, regional y nacional.

Los habitantes de las montañas de la Sierra de Perijá han denunciado en reiteradas oportunidades las múltiples dificultades que atraviesan como la falta de vialidad, de médicos y medicinas en los ambulatorios.

Denuncian además que cada día hay más personas con paludismo y la desnutrición se ha adueñado de un alto porcentaje de las comunidades yukpas.

Un cacique yukpa, quien prefirió omitir su identidad, declaró que en esta reunión con el gobernador Prieto, no le dijeron “nada nuevo” .

“Él como gobernador sabe el abandono en que está la Sierra de Perijá. Las autoridades tienen pleno conocimiento de las terribles condiciones que viven nuestras familias yukpas. No tenemos carreteras; niños, niñas, ancianos y mujeres embarazadas padecen enfermedades graves debido a las malas condiciones de vida”, destacó.

La vialidad es prioridad

Para las máximas autoridades ancestrales del pueblo yukpa, otro grave problema son las condiciones de la vialidad aunque Prieto en dicha reunión se comprometió a reparar la vía de las diferentes cuencas.

“En nuestras comunidades nos hemos quedado sin vialidad óptima para transportar los productos agrícolas. La falta de vías de penetración genera graves problemas como la paralización del servicio de transporte público. Nadie quiere entrar a los sectores yukpas y para sacar a un enfermo o llevar a los niños a las escuelas, debemos salir caminando”, agregó.

Caciques revelaron que esta reunión se dio luego de que un grupo de yukpas de la cuenca Apón tomaron la sede de la gobernación del Zulia. Ante este hecho, el gobernador extendió el llamado a todos los representantes de las diferentes comunidades para esta asamblea.

Por su parte, Amalia Peréz, cacique de la comunidad de Kasmera, destacó que en esta reunión exigieron respuestas concretas “porque cada vez que nos visitan se comprometen y todo queda en promesas. Este miércoles (12 de febrero) se realizará una reunión en Machiques para coordinar cómo y cuándo arranca la planificación, de llevar jornadas de salud, dotación a los ambulatorios y la reparación de las vías con las máquinas que el gobernador se comprometió”.

Pérez indicó que el gobernador designó como responsables de ejecutar y verificar el cumplimiento de los acuerdos de estos trabajos a Anuar Younese, diputado de la Asamblea Nacional Constituyente, y a Juan Mindiola, diputado del Consejo Legislativo del estado Zulia.

La mujer yukpa afirmó que en meses atrás, la cuenca Yaza tomó la carretera Machiques- Colón como medida de presión para exigir la reparación de la vía de este sector. Por lo que “pedimos la vialidad como principal problema porque sin carreteras no se puede sacar las cosechas, los niños no pueden ir a sus escuelas, los enfermos no tienen posibilidad de salir de sus comunidades “.

Los líderes de las comunidades yukpas insistieron en que necesitan acciones, pues en varias ocasiones las autoridades asumen compromisos y pasan años sin respuestas.

“Siempre llevan pañitos de agua tibia de unos días, pero no se resuelve la falta de atención médica; tampoco tenemos educación de calidad y mucho menos acceso a los servicios básicos como el agua potable, el servicio eléctrico o el gas doméstico”, a lo cual debe sumar un enorme problema de inseguridad generado por los grupos irregulares que operan en la región fronteriza.

La autoridad regional planificó una agenda de trabajo y aseguró que en las próximas semanas se coordinarán las maquinarias necesarias para reparar las vías de penetración. Los asistentes afirmaron que el gobernador Prieto aseguró que si es necesario, alquilará los equipos que se requieran para trabajar día y noche con la finalidad de tener en óptimas condiciones las vías de las cuencas de la Sierra de Perijá.