Zapatos rotos y ahora encharcados, la realidad en las zonas deprimidas de Tucupita

Una zona encharcada en una parte de la comunidad La Chivera | Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

Un joven que vive en la comunidad La Chivera del sector Paloma, en Tucupita, confesó sentirse triste porque su realidad ha empeorado.

Él ya tenía sus calzados devastados pero ahora, aseguró, se terminarán de romper porque anda entre charcos. Su comunidad está en una zona deprimida, donde la mayoría de las casa son de láminas zinc.

Con el arribo de la temporada de la lluvias ha visto sus zapatos cubrirse de un lodo espeso y a veces maloliente cuando todo se inunda. Ni él ni su familia tienen para comprar unos zapatos nuevos, ya que el par más barato cuesta entre 20 y 25 dólares.

«De pana, uno de broma tiene para comer y mal, menos para yo poder comprar unos zapatos», dice el muchacho de piel oscura, alto; ha perdido masa muscular porque pasa hambre, aunque por ahora dice estar comiendo «mucho mango».

Él trabaja, sí, pero su ingreso al mes es de 600 mil bolívares; unos 3 dólares a la tasa de cambio este 6 de mayo por la tarde.

«Llegó la lluvia y el tiempo de barro, ahora sí se me van a romper los únicos zapatos», dijo el joven que trabaja en un comercio de propietarios asiáticos en el centro de Tucupita.

Explica que con el dinero que obtiene cada 15 días elige comprar la comida que es lo principal, por lo que no le alcanza ni para  adquirir unas ‘cholas’.