Alcaldía de Maracaibo interviene otro mercado popular para su “rehabilitación”

curva-de-molina
Foto: Cortesía.

Este miércoles 01 de enero se ejecutó la intervención de un nuevo mercado en Maracaibo, con el alcalde de la capital zuliana, Willy Casanova, al frente.

Se trata de la Curva de Molina, donde converge una gran cantidad de comerciantes y ciudadanos a diario, y Casanova aseguró que la intervención se produce para acabar «con la anarquía» que allí hay.

En este mercado nacieron varios negocios turbios, ilegales como la venta de efectivo en bolívares. Asimismo, había acumulación de basura.

Casanova afirmó que habrá una «recomposición» de la económica informal, que según él se apoderó de los espacios públicos. «Estamos hablando de menos de 2 mil actores económicos entre buhoneros, transporte público que se creen a veces los dueños (de la Curva de Molina)», expresó.

Esta intervención está enmarcada en la “Gran Misión Venezuela Bella”, impulsada por el gobierno nacional para recuperar espacios de recreación y «embellecer» las ciudades del país.

La intervención se inició con la reparación de uno de los colectores de agua servida, que durante seis años ha permanecido dañada. Asimismo, el alcalde se comprometió con la recuperación del asfaltado de la vialidad, las camineras y los semáforos.

“En dos meses vamos a entregar rehabilitada y organizada la Curva de Molina», comentó.

Promete incorporar más de 100 autobuses para el transporte público

Casanova aseguró que realizarán la entrega de “Bus Maracaibo”, un proyecto que alcanzaría la cantidad de 100 autobuses hacia al oeste de Maracaibo de manera paulatina.

En octubre del año pasado Casanova anunciaba en su programa radial que se tenía planificado incorporar unidades para Ruta 2, Ruta 6 y Raúl Leoni en la zona oeste de la ciudad.

Las unidades de «Bus Maracaibo» vendría con un nuevo sistema de pago, que no sería dinero en efectivo, el cual escasea en Maracaibo.

¿Que garantiza la “rehabilitación” de la Curva de Molina?

El pasado 26 de septiembre del 2018 fue intervenido el casco central de Maracaibo, por la venta ilegal de efectivo en el Mercado Las Pulgas, además de la especulación de precios de productos regulados y medicinas.

Tras pasar un año continúa la misma lógica comercial: comerciantes que fueron desalojados arbitrariamente de sus tarantines con máquinas pesadas por funcionarios de seguridad, retomaron nuevamente las aceras de la Avenida Libertador, Plaza Lago, Las Playitas y el Mercado Las Pulgas, en el centro de Maracaibo.

En este concurrido, caluroso y gran centro de Maracaibo se puede observar durante el día como hombres y mujeres que viven del comercio informal: se paran en la Avenida Libertador sosteniendo dinero en efectivo y exclamando a todo pulmón: “Vendo peso, dólar, euro y soberanos”.

A pesar de estar prohibido la venta de efectivo por el gobierno nacional y regional, esto ocurre a la luz pública. Por ello, gran parte de la población marabina asegura vivir en un “pueblo sin ley”.