Alertan que no se le está informando a los vacunados con la Abdala, que es un ensayo

Referencial

La ONG Médicos Unidos por Venezuela, dedicada al área sanitaria en el país, difundió este viernes 16 de julio el documento de consentimiento para la vacunación contra la COVID-19 que se le entrega por parte del Ministerio de Salud a los inmunizados con la vacuna Abdala.

La organización alerta que en el texto, el organismo que rige las políticas sanitarias de Venezuela no hace referencia a que es una candidata a vacuna, tampoco menciona que el procedimiento se trata de un ensayo de fase III de un biológico en desarrollo contra la COVID-19, como lo sugieren las Academias y expertos en el área de salud.

De acuerdo con MUV el gobierno central está incurriendo en una violación de principios éticos con la aplicación del fármaco cubano sin el correcto procedimiento aplicado a los biológicos en desarrollo.

En ese sentido, advierten que no se le estaría explicando a las personas que deciden aplicarse la Abdala que todavía no está autorizada para su uso y que, por lo tanto, se trata de un ensayo clínico con un candidato a vacuna.

En el texto se destacó también que a las personas se les entregarán sus certificados de vacunación para las próximas citas para la continuación del esquema. La Abdala, que aún está en estudios, se aplica en tres dosis, separadas en intervalos de 14 días.

En siete de los nueve párrafos, se refieren al biológico como «vacuna», y en el quinto párrafo se lee lo siguiente: «Las características de la vacuna, el procedimiento para la vacunación, así como los beneficios y los riesgos de ésta serán informados y explicados por el persona de salud a cargo. Luego de ello, usted decidirá voluntariamente continuar con el procedimiento de vacunación».

El documento también hace referencia a los efectos posteriores comunes que han sido identificados: «Dolor, liega hinchazón y enrojecimiento. Se han reportado algunas reacciones sistémicas como dolor de cabeza, malestar general, dolores musculares y cansancio».