Algunos deltanos prefieren intentarlo en Venezuela que irse del país

Una parte del centro de Tucupita, por la calle Petión | Radio Fe y Alegría Noticias.

Uno de estos casos es el de Fernando, un joven de 19 años de edad que está estudiando medicina integral comunitaria en el municipio Tucupita, Delta Amacuro.

Afirma que, aunque tuviese todos los medios necesarios para marcharse a otra nación preferiría convertirse en un profesional de la salud para trabajar en Venezuela.

Está cursando el primer año en medicina en el núcleo de la Universidad de las Ciencias de la Salud ubicado en la capital deltana. Solo cuenta con el apoyo de sus padres, quienes actualmente forman parte de la nómina de educación, como obreros nacionales.

“Yo no quisiera marcharme aunque pudiera, porque yo estoy estudiando medicina integral comunitaria. Quiero formarme como médico y ayudar en mi país, porque ahorita no hay muchos médicos, muchos ya se han ido”, dijo el joven deltano la mañana del lunes 26 de octubre del 2020.

Fernando cuestionó a los médicos que se han marchado del país y destacó que su deseo es seguir formándose para “luchar” por el país y ayudar a los ciudadanos que requieran de un profesional.

Pese a sus carencias, ya que sus padres cuentan con un sueldo básico, respectivamente, señaló que solo está recibiendo el respaldo de sus progenitores, ya que, si espera por alguna ayuda gubernamental, este no lo conseguiría.

“Yo no estoy trabajando, si trabajo es  lo mismo porque el sueldo de ahorita no alcanza para nada. A veces hago galletas en mi casa y las vendo poco a poco”, explicó el joven.

A diferencia de otros ciudadanos, Fernando apuesta por formarse en Venezuela para posteriormente ejercer su profesión en el país. No quiere que la nación tenga menos profesionales.

Hasta los momentos no ha pensado en emigrar a otro país, aunque ha visto cómo varios de sus conocidos lo han hecho, en los últimos años.