Oscar Murillo: Arco Minero del Orinoco funciona como caja chica

421
Arco Minero del Orinoco - crisis ambiental
Foto: referencial.

Oscar Murillo, director de la escuela de Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y miembro de la Asamblea de la ONG Provea, afirmó que el Arco Minero del Orinoco (AMO) le sirve al Gobierno nacional como fuente de ingreso, porque las industrias venezolanas ya no producen como antes debido al declive que ellos mismos suscitaron.

“Ante la caída operativa, productiva y de los ingresos de la nación, por supuesto, el Gobierno ha puesto su objetivo en el Arco Minero del Orinoco, que ha funcionado desde el 2016 como la caja chica y oxígeno financiero para el gasto público”, afirmó al programa De Primera Mano, de Radio Fe y Alegría Noticias.

En sus declaraciones dejó saber que percibe el proyecto del AMO como una “fachada” que cubre a “grupos armados criminales no estatales” que operan y aprovechan el oro en esta zona “a través de la violencia”.

No obstante, destacó que observa que el Estado intenta tomar el control de nuevo en el AMO con la Corporación Venezolana de Minería.

Sin embargo, a su parecer, desde cualquier ámbito que se vea sigue siendo “un saqueo” lo que está ocurriendo en el AMO, porque los menos beneficiados de los recursos de estas zonas son los trabajadores y sus familiares, además de que directamente los beneficios tampoco se ven invertidos en el estado o el país.

Corrupción y silencio cómplice

Murillo criticó la respuesta tardía de las autoridades venezolanas ante hechos de corrupción en empresas del Estado. Para él, fue ha sido la “corrupción” y el “silencio cómplice” la causante de tantos males en el país.

“La corrupción y el silencio cómplice son los que arrasaron con el patrimonio familiar de miles de trabajadores de las empresas básicas”, dijo.

Murillo cuestionó el silencio ante las denuncias que se hacen desde hace años con respecto a las ilegalidades en las empresas básicas de Guayana y también por la falta de atención del Estado con la crítica situación que se vive en el Arco Minero del Orinoco (AMO).

Sobre esto último, Murillo aseveró que lo que ha hecho el grupo de figuras del Gobierno (que ya han sido detenidas) ha generado un sentimiento de frustración porque llevaron al deterioro el país. Frustración que, según él, se ha vuelto escepticismo en los ciudadanos porque no se sabe nada sobre el proceso de justicia para los implicados en desbancar a Petróleos de Venezuela y sus empresas afines.

“Los efectos de la ruina de todas las industrias, que se les conoce como empresas básicas, han sido profundamente devastadores para esta región, afectando la calidad de vida”, comentó.

Afirmó que la miseria que se vive en el estado Bolívar es lamentable, porque esta podría ser una región que ostente progreso por sus grandes recursos y tierras llenas de oro, pero nada más alejado de la realidad. Él lo considera como el reflejo de un deterioro tan profundo que se evidencia, por ejemplo, en hospitales sin funcionar.

“La profundidad y el daño causado a la industria es muy grande y fuerte. Por pura mezquindad política se redujo al mínimo la Corporación Venezolana de Guayana”, añadió.

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestro canal de Telegram.