Arsenal de armas retenido en Colombia venía a Venezuela, según Jorge Rodríguez

Jorge Rodríguez, Vicepresidente Sectorial de Comunicación, Turismo y Cultura, denunció este miércoles 25 que un ciudadano colombiano intentó introducir un arsenal de armas a Venezuela para supuestamente ejecutar asesinatos selectivos contra el presidente de la república y el constituyente Diosdado Cabello.

El cargamento fue retenido este martes 24 de marzo por funcionarios de la Policía de Tránsito de Colombia porque, presuntamente, “no le pagaron…como si le pagaron a los funcionarios del DAS”.

Según Rodríguez, las armas provenían de Barranquilla con destino a Ríohacha. Luego serían introducidas a Paraguachón para hacerlas llegar hasta Maracaibo, capital del estado Zulia, de acuerdo a la supuesta versión de Jorge Molinaro Duque, el ciudadano aprehendido por las autoridades colombianas.

En su alocución el ministro Rodríguez reveló que “Juvenal Sequeda Torres, Felix Mata Sanguinetti, José Manuel Ramos López y Robert Colina encabezaban los grupos de ataque, a quienes se les iban a entregar las armas”.

En esta operación fue vinculada una mujer de nombre Uasi Álvarez, quien era la presunta encargada de la entrega de las armas a una persona en Ríohacha.

El armamento iba a ser utilizado por grupos irregulares en Venezuela relacionados con sectores de la oposición venezolana, según Jorge Rodríguez.

Armas retenidas

En las imágenes que mostró el alto funcionario venezolano se reseñan 24 unidades de mira para fusil marca Spark. 4 binoculares nocturnos, 30 miras láser de un punto, 2 radios de comunicaciones, 43 baterías con su respectivo click, 15 cascos militares tácticos y 3 chalecos antibalas.

Implican al ex militar Cliver Alcalá Cordones

Rodríguez señaló al general retirado Cliver Alcalá Cordones como el potencial jefe de los grupos irregulares y desertores de la FANB  “que no abandonan la idea de una incursión militar en Venezuela”.

Además, vinculó al ex oficial con el narcotráfico y otras operaciones ilegales.  

Por otra parte, describió que en las poblaciones de Maicao, Barranquilla y Santa Marta, están instalados supuestos campamentos paramilitares, con sus respectivos jefes como parte de una estructura militar al margen de la ley, que funcionan en Colombia con conocimiento del gobierno del presidente Iván Duque.

También relacionó a Alcalá Cordones con la ex fiscal con Luis Ortega Díaz, los diputados Germán Ferrer y Hernán Alemán, además de su cercanía “con el señor Ruso, alias Pico, entrenador de los mercenarios en Colombia”.

En la extensa exposición a través de los medios de comunicación el ministro Jorge Rodríguez emplazaba al presidente de Colombia Iván Duque a que diera explicaciones del por qué desde su país se intentaba, de nuevo, atentar con la vida del mandatario venezolano y otras personalidades de la vida política nacional.

También le hizo un llamado al Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, para que intermedie “y se frene este nuevo ataque contra Venezuela”.

Hasta los momentos no se conoce reacción del gobierno venezolano.