Aseguran que no hubo atentado contra emisora en Machiques

Foto: John Chacón

Tras los hechos ocurridos el viernes 26 de febrero, cuando un grupo de mujeres indígenas irrumpió en la sede de una emisora local de Machiques en donde se encontraban los políticos Juan Pablo Guanipa, Avilio Troconiz y Julio Montoya, la alcaldesa del municipio, Betty de Zuleta, reaccionó al hecho asegurando que no hubo agresión al medio sino un “rechazo contundente” a los dirigentes políticos que ofrecían una entrevista en horas de la mañana.

A su juicio, esta acción protagonizada por un grupo de indígenas yukpas, y conformado mayormente por mujeres, fue una protesta contra la presencia de los dirigentes del partido Primero Justicia, quienes se encontraban en una gira de medios con motivo del 21° aniversario del movimiento político.

“No arremeten contra un medio de comunicación, arremeten contra una persona que ha violentado el derecho de nuestra patria”, sentenció Zuleta.

Esta afirmación se da a pesar de que en videos difundidos en redes sociales se muestra al grupo de mujeres ingresar de forma violenta gritando consignas en contra de Guanipa, Montoya y Troconiz.

Señalamientos

La alcaldesa insistió en acusar al moderador del programa matinal “El Machiquense Radio”, Freddy Alberto León, de ser el presunto incitador de que los implicados actuaran de forma violenta contra la emisora 102.7 FM.

“Desde dentro de la emisora el periodista (Freddy León) señala ‘cáiganle a golpes’ a las mujeres que están allí afuera. Si se le cae a golpes a una mujer, (esta) va a levantar la voz, más si son nuestras mujeres indígenas”, advirtió

Además, aseguró que una de las mujeres involucradas en el hecho resultó herida y señaló como responsable a uno de los encargados de la seguridad de los exdiputados de la Asamblea Nacional.

Lamentó lo sucedido “de parte y parte” y rechazó los hechos “desde cualquier perspectiva”, al tiempo que insistió que el grupo de personas “salió responsablemente” a manifestarse contra la presencia de Guanipa.

En cuanto a los señalamientos surgidos en su contra, destacó que no está involucrada en el suceso, pero que “hubiese querido estar aquí (en Machiques) porque estaría al frente”.

“Más allá de la investidura de alcaldesa, soy una ciudadana que siente que mis derechos están siendo vulnerados gracias a un grupo de hombres que ha entregado la patria”, enfatizó.