Aumento salarial «es una burla más» para los trabajadores merideños

Trabajadores de la Región Andina señalan que el nuevo aumento salarial sigue siendo de hambre y miseria. Foto: Rossana Mosquera

Luego del aumento salarial que pasó a 1.800.000 bolívares, lo que equivale a menos de 1 dólar, la clase trabajadora en la región andina rechazó dicho incremento catalogándolo de vergonzoso, humillante y una burla más hacia el sector laboral.

Jean Piero Quiñonez, coordinador de la Unión Nacional de Trabajadores de Venezuela y del Movimiento de Trabajadores de Voluntad Popular (VP) en el estado Mérida anunció a Radio Fe y Alegría Noticias que este sueldo no alcanza para nada y que no representa ni 1 dólar.

“Esto no solo evidencia el empobrecimiento al cual ha sido condenada la clase trabajadora en Venezuela sino que además evidencia que existe un régimen cobarde porque no tiene la valentía de anunciar y oficializar los incrementos salariales humillantes”, refirió Quiñonez.

El coordinador de UNTETE en la entidad considera que para llegar a un salario digno y justo se deben tomar en consideración cambios en el modelo político actual.

“Consideramos que la única manera para que existan mejoras tangibles a la clase trabajadora venezolana es cambiando el modelo político que a través de la fuerza sigue ejerciendo el poder en Venezuela”, aseguró.  

A juicio de Quiñónez este primer aumento salarial del año 2021 vulnera el artículo 91 de la constitución de Venezuela, donde indica que todo trabajador tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales.

Sin embargo, en la actualidad los usuarios reportan que el salario no alcanza ni para la compra de un producto básico como un kilo de harina de maíz, uno de los alimentos que más consume el venezolano a diario.