Buscan a víctimas en un centro comercial ucraniano

61
Foto: agencias.

Bomberos y soldados buscan supervivientes entre los escombros de un centro comercial en el centro de Ucrania, después de un ataque con misiles rusos que matara al menos a 18 personas.

Más de 1.000 personas se encontraban en el interior cuando dos misiles rusos impactaron en el centro comercial de Kremenchuk, a unos 300 kilómetros al sureste de la capital, Kiev, según informó el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

Al menos 18 personas murieron y 25 fueron hospitalizadas, mientras que unas 36 permanecían desaparecidas, dijo el gobernador de la región de Poltava, Dmytro Lunin.

Zelenski, en un discurso nocturno en vídeo, calificó el ataque de deliberado, diciendo que es “un ataque ruso calculado exactamente sobre este centro comercial”.

Rusia dijo que el incidente fue causado por un ataque contra un objetivo militar legítimo.

La fiscal general de Ucrania, Irina Venediktova, dijo a Reuters que un misil también había impactado en una fábrica cercana, pero que estaba cerrada.

Desesperación

Familiares de los desaparecidos hacían cola en un hotel cercano, mientras los equipos de rescate establecieron una base tras el ataque del lunes.

Los líderes de las principales democracias del Grupo de los Siete (G7), en una cumbre en Alemania, dijeron que el ataque era “abominable”.

“El presidente ruso Putin y los responsables tendrán que rendir cuentas”, dijeron en una declaración conjunta.

Rusia niega haber atacado intencionadamente a civiles en su “operación militar especial”, que ha destruido ciudades, matado a miles de personas y expulsado a millones de ellas de sus hogares.

Reacciones internacional

El Consejo de Seguridad de la ONU, donde Moscú tiene poder de veto, se reunirá este martes 28 de junio a petición de Ucrania tras el ataque.

El portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric, dijo que el ataque con misiles es deplorable.

Lisichansk es la última gran ciudad en poder de Ucrania en la provincia oriental de Luhansk, uno de los principales objetivos del Kremlin.

Rusia también bombardeó el lunes la ciudad de Járkov, en el noreste de Ucrania, alcanzando edificios de apartamentos y una escuela primaria, dijo el gobernador regional.

El bombardeo causó cinco muertos y 22 heridos. Entre los heridos había niños, dijo el gobernador.

Durante su cumbre en Alemania, los líderes del G7 se comprometieron a apoyar a Ucrania “todo el tiempo que sea necesario”.