Caracas, la ciudad aislada en nueva radicalización de la cuarentena

Este lunes 20 de julio, la capital de Venezuela fue aislada como parte de las medidas preventivas ante la expansión de la COVID-19 en la región central, donde los casos activos y nuevos contagios siguen en auge.

El aislamiento consistió en colocar puntos de control en las entradas de la ciudad y la de obstáculos de concreto en algunas calles y avenidas, según reportó el periodista Delmiro De Barrio en su cuenta de Twitter.

La medida de cerrar los accesos a la capital de Venezuela fue ejecutada por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) desde las primeras horas de la mañana de este 20 de julio.

El aislamiento de Caracas es parte de las medidas que fueron anunciadas por la Comisión Presidencial para la Prevención, Atención y Control de la COVID-19 que retoma nuevas fuerzas desde este lunes 20 de julio.

Parte de las medidas es la aplicación de pesquisas en cada uno de los casos, en especial en las áreas de mayor vulnerabilidad como es el comercio y la movilidad en la ciudad capital, y se aplicarán los tratamientos pertinentes.

El gobierno nacional ha ordenado mayor control sobre las fiestas que aún persisten en tiempos de Coronavirus y para ello aplican un abordaje de comunidades, parroquias y sectores por parte de los «Movimientos Sociales», según explicó Érika Farías, alcaldesa del municipio Libertador en Caracas.