Cecodap asegura que reclutamiento de niños es considerado como esclavitud moderna

1

El coordinador general de los Centros Comunitarios de Aprendizaje (Cecodap), Carlos Trapani, expresó que el reclutamiento de niños es considerado como esclavitud moderna, o trata de personas.

En una entrevista concedida a Radio Fe y Alegría Noticias este miércoles 6 de abril dijo que llegó a esta conclusión luego de realizar una investigación junto con la Agencia de Periodistas Amigos de la Niñez y Adolescencia, la cual arrojó que la violencia intrafamiliar y la deserción escolar son determinantes para llevar al menor de edad a una organización criminal.

Los datos revelan que los niños y adolescentes son especialmente vulnerables a caer en manos de las organizaciones criminales.

Indicó que desde octubre del 2021 un grupo multidisciplinario de abogados, periodistas, psicólogos y educadores se reunieron para recolectar las prácticas “de reclutamiento a niños aplicados por las mega bandas de la Cota 905, el Cementerio y la Vega en la ciudad de Caracas”.

“Nos interesaba documentar las formas, los mecanismos, motivaciones, y todos ese proceso se hizo a través de entrevistas a personas pertenecientes a la comunidad y a adolescentes que participaron”, detalló.

Precisó que de las 17 personas entrevistadas, ocho fueron adolescentes, siendo el de más baja edad un joven de 13 años.

“A partir de esto, fuentes expertas y un intento de contactar autoridades, logramos caracterizar y poder colocarle nombre a los fenómenos sociales que estaban ocurriendo en esas localidades”, dijo el coordinador general de Cecodap.

Trapani explicó que existen varias motivaciones para que se lleven a cabo estos hechos, como el reclutamiento forzado y el reclutamiento forzoso.

“El reclutamiento forzado es cuando la banda utiliza la fuerza para que se incluyan personas a sus filas, mientras que el forzoso es cuando por condiciones externas el niño o adolescente lo obligan a vincularse a estas bandas”, refirió.

Indicó que algunos de los motivos por los cuales los menores de edad pudieran caer en las manos de estas bandas son: la exclusión, hambre, violencia, presupuesto familiar insuficiente.

“¿Por qué insistimos que es un delito de trata? porque aún cuando el niño o adolescente da su consentimiento sus condiciones externas son las que lo obligan a vincularse”, expresó.