Protestan por libertad y democracia en China

42

Cientos de ciudadanos se lanzaron a las calles de la capital de China, Beijing, para exigir “libertad y democracia” al gobierno del país asiático. La protesta “gigantesca” ocurre en medio de una escalada de rechazo al sistema de gobierno comunista que lidera Xi Jinping.

El mandatario chino ejerce, además, como secretario general del Comité del Partido Comunista de China y presidente de la Comisión Militar Central.

La exigencia de “libertad y democracia” en varias ciudades de China se realiza en el contexto de rechazo a las políticas de Xi Jinping de ordenar severas restricciones contra la COVID-19 bajo la denominación de “Cero COVID”.

Las protestas se extienden a ciudades importantes y pobladas como Pekín, Shanghái o Nanjing tras la muerte de 10 personas en el incendio en un edificio aparentemente confinado en Urumqi (noroeste) el jueves.

Según vídeos y testimonios que circulan en redes sociales, las muestras de indignación que inundaron el fuertemente censurado internet chino el viernes se transformaron en vigilias en recuerdo de las víctimas. Algunos testimonios dan cuenta de que miles de ciudadanos chinos pasaron los últimos 100 días de sus vidas recluidos en sus domicilios.

Incluso hay ciudadanos que piden la renuncia del mandatario chino acusándolo de dictador o tirano, para que inmediatamente China pueda virar hacia otras políticas.

Temor a las represiones en China

De acuerdo con Agustín Antonetti, activista de los Derechos Humanos que difundió uno de varios videos que circulan a través de las redes sociales, la protesta ya lleva “cuatro días”.

Antonetti también dijo que esta ola de protestas en varias ciudades de China es apenas el inicio, dejando entendido que las protestas continuarán.

Ante este escenario, ciudadanos y líderes de varios países del mundo han manifestado su preocupación ante el temor de una escalada de violencia y masacre por parte del gobierno chino.

“Imagínense el valor de estas personas sabiendo lo que ocurrió en Tiananmén. Y no estamos hablando de una dictadura pobre sin recursos, pero violenta, como puede ser Cuba. Hablamos de China, la dictadura más brutal y poderosa del planeta. La valentía de hacer esto es gigantesca”, dijo Antonetti.

Xi Jinping arribó al poder el 15 de marzo de 2013. Luego de nueve años de mandato crece el número de denuncias de violaciones de Derechos Humanos y la imposición de una política contraria a los principios democráticos.