Condenan «graves violaciones» de derechos humanos en Colombia

Foto: EFE

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó este martes 25 de mayo las «graves violaciones de derechos humanos» registradas durante las protestas sociales en Colombia.

En un comunicado de prensa, el organismo adscrito a la Organización de los Estados Americanos (OEA) emplazó nuevamente al gobierno de Iván Duque, permitirle realizar una visita de observación en el país. 

Igualmente en el texto expresan su preocupación «por la grave crisis que enfrenta Colombia», e hicieron un llamado al Estado a «honrar los compromisos internacionales» en materia de derechos humanos.

La canciller colombiana, Marta Lucía Ramírez, se reunió el martes 25 de mayo con miembros de la CIDH para abordar la situación en Colombia. 

Al concluir un encuentro en Washington, Ramírez dijo a los medios que, aunque «todas las visitas son bienvenidas», «en este momento» consideran «que todavía no» es prudente la presencia de la CIDH.

Según Ramírez, la Administración de Duque quiere «esperar a que los propios organismos de control (Fiscalía, Procuraduría, Contraloría y Defensoría del Pueblo) acaben de hacer su tarea». 

Protestas acompañadas de violencia

La CIDH manifestó su «extrema preocupación por la pérdida de vidas» en el marco de las protestas. Los datos enviados por el Gobierno colombiano, han contabilizado 43 personas fallecidas, de las cuales 17 tendrían relación directa con las manifestaciones. 

Además, la Corte Interamericana hizo referencia en los informes de organizaciones sociales que denuncian 51 muertes en el contexto de las protestas.

A su vez, informaron sobre las 979 detenciones de civiles que han resultado heridos durante las movilizaciones, resaltando las denuncias sobre el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes. 

La Comisión Interamericana también resaltó su preocupación por las 132 personas que permanecen desaparecidas.

Por último, el organismo expresó su indignación por las 87 denuncias de violencia sexual perpetradas presuntamente por agentes de la fuerza pública en contra de mujeres manifestantes. 

Fuente: Comunicado de prensa CIDH