Gobierno de Colombia se niega a aceptar visita de la OEA

La canciller Marta Lucía Ramírez junto con el secretario general de la OEA, Luis Almagro. Foto: Cortesía

La vicepresidenta y canciller de Colombia, Marta lucía Ramírez dijo no, por ahora, a la petición de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de visitar su país, para constatar las denuncias sobre violación y abuso policial durante las protestas contra Iván Duque.

Ramírez se encuentra en Washington, en la sede de la Organización de Estados Americanos y de la CIDH para contar la versión del gobierno sobre lo que ocurrió en su país durante el paro nacional.

A su salida del encuentro con Luis Almagro, secretario general de la OEA, la canciller le dijo no, por el momento, a los pedidos de la OEA y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para enviar comisiones que verifiquen la situación en el país. 

“Tenemos la solicitud de la CIDH y del propio secretario Almagro. Hemos dicho que todas las visitas bienvenidas, pero en este momento consideramos que hay que esperar”, aseguró Ramírez.

La vicepresidenta y canciller colombiana pidió esperar que los propios organismos de control como Fiscalía, Procuraduría, Contraloría y Defensoría, terminen de hacer su tarea e investigar cada uno de los casos”, agregó.

Según Ramírez, en las próximas semanas se estarían llevando a cabo las labores para permitir la visita tanto de la OEA como de la CIDH.

Colombianos en EE.UU critican decisión

A la salida del evento, Ramírez fue interrogada por ciudadanos colombianos en Washington que criticaron la negativa del Gobierno a la visita del CIDH.

Estos llegaron a comparar el gobierno de Iván Duque con el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, que impidió la visita de este órgano a comienzos de 2020.

Frente a los señalamientos, la vicepresidente aseguró que en ningún momento se está impidiendo la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El pasado 14 de mayo, la CIDH hizo una solicitud al gobierno colombiano para que le permitiera “realizar una visita de trabajo; para verificar la situación de derechos humanos en el marco de hechos de violencia sucedidas durante las protestas iniciadas del 28 de abril”.

Fuente: El espectador, twitter