Clases presenciales golpean más el bolsillo de padres de Tucupita

272
Clases presenciales en Tucupita
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

Las clases presenciales de horarios completos han sido retomadas en Venezuela, como lo anunció el presidente Nicolás Maduro el pasado jueves 24 de marzo.

Esta nueva realidad impactará más en los bolsillos de los padres y representantes, si se toman en cuenta los gastos en pasaje y alimentación y más útiles escolares.

Francisco Riera, de la calle Sucre en Tucupita, reveló que solo un estudiante puede gastar 14 Bs diarios, dependiendo del liceo donde curse. Su hija estudia el quinto año de bachillerato en el colegio Santos Michelena.

Diariamente gasta 12 bolívares en meriendas en la misma institución. De lunes viernes habrá gastado 60 Bs, mientras que al mes, 240 Bs.
Gasta en su merienda a media mañana, que consta de dos empanadas y un jugo.

Ella no paga transporte porque el liceo está en el casco central y se puede ir caminando. Cuando no tienen dinero, su padre la levanta temprano para que cocine y se vaya alimentada.

“Cuando no tengo o su mamá no le transfiere, ya a las 8 o 9 la estoy levantando para que se haga su desayuno y se vaya a su clase”, dijo.

Wilfredo Rodríguez, del sector Delfín Mendoza, explicó que los hijos de una de sus conocidas que vive en Villa Manamo, gastan a diario 5 bolívares en el pago del pasaje para llegar a su escuela. Como la mujer tiene tres niños, desembolsa 15 Bs diarios. A la semana de lunes a viernes habrá gastado 75 Bs y al mes, 300 Bs.

Rodríguez afirmó que lo que desembolsilla la mujer al mes se acerca al salario que percibe, y que cuando no tiene dinero para el pasaje, opta por caminar con sus hijos hasta la escuela o busca una cola para enviarlos.

Aseguró que, “muchas madres hacen eso cuando no tienen dinero. Y eso es un gran sacrificio”.

La señora Gregoria Rivas, del centro de Tucupita, reveló que a diario su nieto gasta 5 bolívares de lunes a viernes, una cantidad que al mes llegan a ser 100 Bs. Estos 5 bolívares que el niño se lleva a la escuela, lo gasta comprando una merienda que está en 3 Bs y un jugo pequeño que cuesta 2 Bs.

La abuela dijo que, “en una ocasión gastó 35 bolívares en un día, porque le pidieron llevar un azúcar y un regalo para un niño que se iba no se para dónde”.

Alfonso Campero, de la comunidad 23 de febrero, sector Paloma en la carretera nacional, dijo que su hijo que estudia en la escuela Manuela Sáenz, gasta a diario cinco bolívares en pasaje. Este costo a la semana es de 25 Bs y al mes 100 Bs. El salario mínimo fue incrementado a 130 bolívares, y ya no alcanza.

Por Exiober Medina/Radio Fe y Alegría Noticias