Comité de usuarios del transporte público propone un plan especial para los varados

Foto cortesía

Su presidente, Luis Alberto Salazar, conversó en la mañana de este viernes 27 de marzo con Radio Fe y Alegría Noticias.

En torno a la regularización del transporte público en este marco de contingencia en Venezuela por el decreto de aislamiento físico, Salazar señala que son limitaciones sensibles.

“Solamente se puede hablar del funcionamiento de rutas urbanas en muy pocas ciudades. Casi todos los terminales del país están fuera de servicio. Esto ha generado la activación de “líneas piratas” que utilizan algunos usuarios entre municipios cercanos. Principalmente en zonas de Barinas, Zulia, Táchira y Apure”, dice.

Para el dirigente de este comité de usuarios, la causa principal de estas limitaciones que afectan la circulación de unidades es la falta de combustible.

“No hay gasolina ni gasoil. Esta situación no permite la movilidad de las rutas largas mayores de 200 kilómetros porque no hay cómo abastecerse en todo el territorio nacional”, agrega.

Esta problemática con el combustible se agudiza, dice Salazar, porque se priorizan sectores como cuerpos de seguridad, militares, personal de salud, medios de comunicación, telecomunicaciones.

Reporta que los estados con más complicaciones en este orden son Zulia, Táchira, Lara, Sucre y Amazonas. De este último, informa que no cuenta con despacho de gasolina desde hace 15 días. Igual balance registran las entidades llaneras Guárico y Apure.

Según la información que maneja las rutas urbanas y sub urbanas del país quedan clasificadas en el estrato número cinco. “Es decir, de acuerdo al esquema del gobierno éste es un sector no prioritario en medio de esta cuarentena”, explica.

Estudiantes universitarios varados

Una de las consecuencias que ha dejado esta restricción al funcionamiento del transporte público extraurbano es la gran cantidad de jóvenes estudiantes universitarios que se han quedado “varados” en algunas ciudades.

Tales son los casos de muchachos de varias universidades que se quedaron estancados en Distrito Capital, Miranda, Lara, Zulia, Táchira, entre otros.

Estos jóvenes no han tenido posibilidad de trasladarse hasta sus ciudades de origen, apunta el también transportista.

El comité de usuarios de transporte público le ha pedido al gobierno que “así como se hacen planes de contingencia para trasladar a personas que se quedaron varadas en México, República Dominicana, Alemania o cualquier otro país, se busque la forma, a través del Sistema Integral de Transporte, SITSA, de movilizar a estos estudiantes a las ciudades de donde provienen”.

Propone también que se les entregue también un salvo conducto para que se les permita su traslado y estar con sus familias.

“La situación es crítica. Estos muchachos viven en residencias. Ya no tienen dinero para comprar comida. Se les dificulta comunicarse con sus familias y se sienten desasistidos”.

Al comité han llegado varias denuncias al respecto. También se encuentran los casos de personas que cruzaron la frontera con Colombia para hacer alguna diligencia y no han podido regresar hasta las ciudades del centro del país porque no hay transporte.

Luis Alberto Salazar plantea que sean los comandantes de las ZODI o los consejos comunales que “generen unos salvo conducto para estos muchachos y que puedan viajar hasta sus lugares de origen”.

También hay personas de la tercera edad, profesionales, trabajadores que no han podido retornar a sus hogares.

Pone como uno de los ejemplos, los casos de la gente que se quedó aislada en los estados Amazonas y Apure. “No hay forma de que la gente pase desde Puerto Páez, Apure, hacia el resto del país porque sencillamente la chalana dejó de trabajar”.

A partir de este lunes 30 de marzo se restringirá aún más la movilización de las personas en sus propias zonas de residencia, según los anuncios de radicalización de la cuarentena realizados por funcionarios del gobierno.

Dice que mucho antes de que se aplicara este nuevo decreto en zonas caraqueñas como Catia y Petare “la gente ya no podía acercarse a los mercados populares de esos sectores”.