Las compras de última hora no salvaron la Navidad en Machiques

141
Machiques
La empleada de una tienda de ropa en el centro de Machiques, en el estado Zulia (Venezuela), apoya su cabeza sobre un exhibidor mientras espera por clientes que quieran comprar a última hora de la víspera de navidad. Foto: John Chacón | Radio Fe y Alegría Noticias.

Los comerciantes informales del centro de Machiques están preocupados porque las ventas navideñas, incluidas aquellas de última hora, no cumplen las expectativas que se trazaron para la temporada.

Una muestra de ello son los estantes repletos de artículos que esperan por ser adquiridos y los vendedores que se mantienen con las manos en la cabeza al ver que los consumidores siguen pasando por los corredores del Boulevard Puente España sin comprar.

Muchos de ellos han contraído compromisos con la esperanza de que los exhibidores queden vacíos este último mes del año, sin embargo, se acerca el 31 de diciembre y la ilusión se va disipando poco a poco.

Algunos, inclusive, piensan en la deuda que adquirieron con la mercancía y que deben pagar a más tardar el mes de enero.

“En otros años, y esta hora (la noche del 24 de diciembre), estábamos full de personas y no hallábamos qué hacer con ellas”, dijo César Carrasquilla, un comerciante que hace vida en el lugar.

“Estamos solos, prácticamente. No tenemos a quién atender como en otros años”.

Los comerciantes del centro de Machiques, en el estado Zulia (Venezuela), no lograron aumentar sus ventas en la víspera de la navidad. Foto: John Chacón | Radio Fe y Alegría Noticias.

¿Al que madruga Dios lo ayuda?

El movimiento de personas buscando equiparse para diciembre comenzaba a mediados de mes. Sin embargo, a escasos seis días de que termine el mes, y el 2022, las aceras y calles del centro de Machiques y del boulevard no estaban intransitables como en otros años.

Aunque increíble que parezca, los consultados por Radio Fe y Alegría Noticias aseguran que en el 2021 la cantidad de gente buscando ropa, juguetes y demás productos era mayor que la de este año.

A finales de ese año, al menos en esta zona del occidente del estado Zulia se empezó a ver la flexibilización de las restricciones implementadas por la pandemia de la COVID-19.

“Después de las dos o tres (de la tarde) es que esto se ha movido”, acotó Ana Padilla este sábado 24 de diciembre.

Ella es dueña de un puesto que vende ropa para toda la familia. Pero no se escapa de la situación en el que los estantes siguen repletos de pantalones, camisas y franelas en una fecha que, en otras temporadas, se pensaba cómo llenar los exhibidores.

“Mira cómo me quedan los estantes de full y ya hoy es 24 de diciembre”, lamentó.

Los comerciantes del centro de Machiques, en el estado Zulia (Venezuela), no lograron aumentar sus ventas en la víspera de la navidad. Foto: John Chacón | Radio Fe y Alegría Noticias.

La devaluación desmotiva

El tema económico también trastocó a los que se dedican al comercio informal. A pesar de tener sus precios en dólares, algo que les ha permitido mantener su mercancía a un costo estable, la devaluación de la moneda también afectó al sector.

La inestabilidad en la cotización de la divisa, obliga a que los vendedores tengan que sobrevaluar la moneda estadounidense afectando seriamente al bolsillo del comprador.

“Hoy (24 de diciembre) es sábado y paso un punto en 17 bolívares. El dinero me viene cayendo el martes. Ya ese día no está en 17 si no 19. Ahí se está perdiendo”, explicó.

Esta sobrecotización se puede dar por dos vías: la primera fijando el precio en base a los promedios que ofrecen algunas páginas especializadas o incrementando un pequeño porcentaje a lo que ofrecen estos “monitores”.

¿Y los juguetes?

Los comerciantes del centro de Machiques, en el estado Zulia (Venezuela), no lograron aumentar sus ventas en la víspera de la navidad. Foto: John Chacón | Radio Fe y Alegría Noticias.

En el caso de los juguetes el panorama no ofrece mucha diferencia. Los comerciantes aseguran que las personas salieron a comprar regalos a última hora para no dejar pasar la fecha y esperan que, de cara a la llegada de Reyes, incrementen las ventas.

En este punto, el grueso de las transacciones se registró entre el 23 y 24 de diciembre.

La encargada de una venta de juguetes para niños, Yurelis Andrade, mencionó que a finales de 2022 las personas se han llevado “de todo un poco”, pero lo que prefieren son las muñecas y los carros montables.

“Este año se ha movilizado más. Hemos vendido de todo un poco en muñecas, coches; juguetes pequeños y grandes”, acotó.