«Con temor pero trabajamos»: vendedores del mercado de Valera

Foto: Wiston León/Radio Fe y Alegría Noticias

Pese al aumento considerable de casos de COVID1-9 también en el estado Trujillo, los ciudadanos aprovechan la semana de flexibilización para adquirir comida y otros insumos básicos.

Uno de los lugares más concurridos por un incalculable número de personas es el mercado principal de la ciudad de Valera. Aunque sus trabajadores dicen sentir temor deben trabajar también para subsistir.

Por ejemplo, Yober de Abreu, perteneciente a la Asociación Civil del Mercado Central de La Paz, precisó a través de Radio Fe y Alegría Noticias que por «la necesidad que tenemos nosotros nos obliga a trabajar, claro, con el miedo pero sobre todo protegiéndonos con el tapaboca y con distancia».

Sin embargo, sobre esta última medida necesaria la vendedora señaló que «es bien difícil porque en el mercado no contamos con el suficiente espacio que dice la bioseguridad».

También otros comerciantes dijeron que entre las otras dificultades que confrontan, aún en semanas de flexibilización, está la de no conseguir combustible para trasladarse y buscar las mercancías.

Un factor que termina repercutiendo en el precio final de los productos que venden. «Como tenemos que comprar combustible a precios dolarizados eso se lo tenemos que recargar a los productos».