Condenados a 29 años de prisión 2 de los responsables del femicidio de Ángela Aguirre

Familiares de Ángela Aguirre/Foto: Contexto Digital

El Juez titular del Tribunal Cuarto de Violencia contra la Mujer de Caracas condenó a 29 años de prisión José Cedeño y José Zorrilla por femicidio agravado, el caso de la jovencita Ángela Aguirre, cuyo asesinato se registró el 26 de marzo de 2019 en Puerto Ordaz, Bolívar.

La audiencia final de este juicio se llevó a cabo este miércoles 11 de agosto con presencia de los 7 incriminados, los testigos, abogados y familiares de Aguirre.

La sentencia determinó que José Cedeño, el cumpleañero con el que celebraba la adolescente de 16 años, la violó, asesinó y arrojó su cuerpo al río Caroní; mientras que Zorrilla fue señalado como su principal cómplice y declarado culpable del mismo crimen.

Por su parte, Glauder Zorrilla, Orlando Salazar, Wilmer Díaz, Joselyn Barreto y Dayana Nicieza permanecerán privados de libertad, ya que el Ministerio Público apeló su absolución por parte del Tribunal. Se desconoce cuándo la Corte de Apelaciones tome una decisión al respecto.

El caso, que supuso una total conmoción en el país, fue denunciado por varios periodistas de la región y activistas de derechos humanos, tres días después de la desaparición de Ángela, reportada por sus familiares.

En esa oportunidad sus familiares contaron que lo último que supieron de ella fue una foto que publicó en sus redes sociales a las 8:03 pm el 23 de marzo a bordo de una lancha rumbo a la isla La Terecaya, vistiendo un traje de baño y con su salvavidas puesto, ya que asistiría a la celebración de Cedeño.

Su madre, Yerlis Yaguare, afirmó que perdieron contacto con la adolescente a las 8:00 pm y la llamaron reiterativamente hasta las 2:00 pm, hora en la que recibieron una llamada de la madre de José Cedeño, el cumpleañero, en la que decía que la joven se había caído de la lancha y no la lograban encontrar.

El cuerpo de la adolescente fue localizado tres días después. Se encontraba flotando a casi 8 kilómetros río arriba de la última ubicación que se tuvo de ella, con su traje de baño y su salvavidas puesto.

Las autopsias revelaron que su cadáver presentaba traumatismo craneoencefálico y facial, producto de golpes con un objeto contuso. También lograron determinar que mostraba signos de violación y que, aún viva, fue arrojada al agua.

En una entrevista que concedió a Radio Fe y Alegría Noticias el pasado 11 de julio de 2019, la abogada Yamileth Carvajal denunciaba que el proceso seguía viciado y acusó al Fiscal 66 de retener a los imputados en los calabozos del CICPC a pesar de que los hombres debían ser trasladados a El Rodeo II en Guatire, y las mujeres al Instituto Nacional de Orientación Femenina (Inof) en Los Teques, ambos sitios ubicados en el estado Miranda.

También reseñaba que el proceso judicial tras la muerte de la adolescente había estado lleno de dilaciones y denuncias de hechos irregulares.

Cortesía