Para Consecomercio el método entre flexibilización y radical ya no sirve

Foto: Consecomercio

Felipe Capozzolo, presidente de Consecomercio, ha rechazado las política intermitente implementada por el gobierno de Maduro para tratar de evitar que sigue expandiéndose la COVID-19 en Venezuela.

A juicio de Capozzolo, el método venezolano 7 más 7, transformado recientemente en una semana de flexibilización y dos de cuarentena radical, ya no surte efecto «tangible» en la lucha contra el virus.

Ha dicho que lo que realmente necesita Venezuela es impulsar la producción y el trabajo y apostar por un sistema continuo «entendiendo que la producción y la productividad tiene que ir íntimamente ligada a la prevención sanitaria”.

Pidió al Ejecutivo Nacional sustituir el método 7+7 por un sistema que permita la incorporación masiva de empresas que ofrezcan bienes y servicios de forma continua.

Una semana de flexibilización que permite de forma restringida la activación de algunos sectores de la economía no basta para tratar de encaminar la economía del país.

“Tenemos que ir más allá de los siete días para los sectores incorporados, es la viabilidad posible para que esto sea continuo”, indicó.

Además de la activación continua de sectores de la economía nacional, cree que es muy importante incentivar el crecimiento del números de empresarios porque la economía de Venezuela ya está en un momento crítico que ha profundizado mucho más la restricciones por COVID-19.

«La supervivencia de las empresas dependerá de su capacidad de operar remotamente con procesos no presenciales. Si se pretende incrementar el confinamiento (7+14) deben haber respuestas concretas sobre conectividad y medios de pago electrónicos en divisas», dijo recientemente Felipe Capozzolo.

Este domingo el mandatario venezolano anunció la extensión de otra semana de cuarentena radical con lo cual el novedoso método ahora se ha transformado en 7+21.