Constatarán situación de los presos en la «casa de los sueños»

Casa de los Sueños
Foto: Albertonews

La abogada y directora ejecutiva del Observatorio de Derechos Humanos del Centro de Estudios para América Latina (Casla), Tamara Suju, reveló a través de Twitter los acuerdos a los que se habría llegado entre la Oficina del Alto Comisionado de DDHH de la ONU en Caracas y el Teniente Coronel Igbert Marín Chaparro para que este desistiera de la huelga de hambre.

Según Suju el primer convenio es que tanto esa Oficina como una Comisión de la Cruz Roja Internacional visitarán las celdas de la DGCIM, específicamente la conocida como «casa de los sueños o caja de muñecas» para constatar las denuncias de violaciones de derechos humanos a los privados de libertad y las condiciones infrahumanas en las que se encuentran.

Otro de los acuerdos es que el Estado se comprometió a permitir el acceso a la Defensoría del Pueblo a entrar también a ese sitio de reclusión para documentar las denuncias de quienes allí se encuentran detenidos.

Igualmente se habría convenido iniciar los traslados a otros centros de reclusión ordenados por los tribunales de las respectivas causas de todos los que están en la «casa de los sueños» y se excarcelarían a los presos políticos Carlos Garrido y Charles Benavides.

Vale recordar que al inicio de su huelga de hambre el militar Marín Chaparro había denunciado que en ese lugar fue víctima de torturas por parte de funcionarios de la DGCIM al punto que presentaba varias costillas rotas.

A finales del año pasado la propia Suju había denunciado el funcionamiento de este sitio bautizado así por sus propios creadores en la Dirección General de Contraintleigencia Militar.

Esta nueva forma de tortura consistiría en colocar a los detenidos en un espacio de 60 centímetros por otros 60 centímetros, dejándolos allí por largas horas, incluso hasta 3 noches pueden pasar en el reducido lugar.