Continúan explosiones e incertidumbre en Járkov

El estruendo de la artillería en las afueras de Járkov es tan constante que muchos hasta han dejado de prestarle atención.

Járkov, la segunda más poblada de Ucrania, situada a apenas 40 kilómetros de Rusia, busca  recuperar cierta normalidad tras expulsar en mayo al Ejército ruso.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, teme que Rusia intensifique los ataques contra esta ciudad rusoparlante.

Zelenski,  aseguró según EFE que esta semana es “histórica” para las pretensiones ucranianas de adquirir el estatus de candidato a ingresar en la Unión Europea (UE).

Una ciudad destruida

Bloques de apartamentos destrozados y ennegrecidos por los ataques de artillería, calles cubiertas de chatarra, vehículos calcinados, escuelas destruidas, incluso un campo de fútbol bombardeado.

Visita en secreto

Zelenski, realizó una visita secreta a la ciudad de Lisichansk, en la región de Lugansk, donde se está produciendo la mayor ofensiva del ejército ruso.

Según la diputada ucraniana Mariana Bezugla, el presidente recientemente y “en secreto” visitó esta ciudad clave, en medio de intensos combates en la cercana Severodonetsk.

Entre tanto, Rusia aseguró este martes que las unidades ucranianas destacadas en Lisichansk  están aisladas de suministros y bajo el fuego de las Fuerzas Armadas rusas.

Rusia fortalecida

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, advirtió este martes 21 de junio que su país continuará fortaleciendo su Ejército con nuevos sistemas de armamento.

Putin dijo que el objetivo es hacer frente a los riesgos y a las potenciales amenazas militares.