Cuba reforma su aparato comunicacional

Foto: EFE

El Consejo de Estado de Cuba aprobó el decreto -Ley 41 que crea el nuevo Instituto de Información y Comunicación Social con lo que el gobierno pretender ajustar mucho más su control sobre la política comunicacional en el país.

Con el decreto quedó derogado el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT). El novel instituto también dependerá de la administración central del Estado.

El texto publicado en la Gaceta Oficial Ordinaria número 96 dispone que el Instituto de Información y Comunicación Social tendrá entre sus funciones proponer “el perfeccionamiento de la política de la comunicación social” del país y contribuir a “fomentar la cultura del diálogo y el consenso en la sociedad cubana”.

Argumenta la necesidad de su creación y la extinción del ICRT debido a la ausencia de un organismo que “conduzca y controle el sistema de comunicación social para fortalecer la institucionalidad del país”.

De acuerdo con el Decreto-Ley -en vigor a partir de su publicación en la Gaceta Oficial- el Consejo de Ministros, dentro de los 30 días posteriores esta fecha, establecerá las funciones específicas, estructura y composición del recién creado instituto.

En opinión del presidente de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), Ricardo Ronquillo, el instituto debe contribuir a resolver “los problemas estructurales de la prensa y la comunicación en la sociedad cubana”, así como a facilitar “el avance hacia nuevos modelos de prensa y de comunicación públicas”.

Ronquillo -citado por el periódico oficial Granma- dijo que de esa institución también se espera que ofrezca “coherencia” al cumplimiento de la Política de Comunicación del Estado y del Gobierno“, aprobada en 2018 y que reconoce a la información como un bien público y un derecho ciudadano.

Con información de El Nuevo Herald y EFE