¿De la hiperinflación a la crisis bancaria? (+Audio)

Foto: José Ignacio Guarino, analista financiero| Archivo El Universal

José Ignacio Guarino dice que el gobierno de Maduro está controlando la hiperinflación con medidas neoliberales que podrían traer otras consecuencias.

El analista financiero dijo a Radio Fe y Alegría Noticias que coincide con el análisis que hace el director del Cendas, Óscar Meza, sobre la desaceleración del proceso hiperinflacionario en Venezuela. Sin embargo, alertó que la forma en la que el gobierno de Maduro ha logrado controlar la hiperinflación, especialmente a través de la restricción de liquidez, podría desencadenar en una crisis bancaria.

Insistió en que, aunque ciertamente se observa que baja la velocidad de la hiperinflación, para poder asegurar que se ha superado esta condición hay que esperar 12 meses en los que la inflación se mantenga por debajo del 50%, y que en Venezuela esto se mide a través del Indice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) cuya metodología de cálculo ha sido modificada en un par de ocasiones por el Banco Central de Venezuela, a su jucicio de manera errónea, y se desconoce la metodología que usa el ente actualmente.

Mercados convertidos en museos

Para José Ignacio Guarino es más importante mirar a costa de qué el gobierno logra controlar los niveles hiperinflacionarios, pues si bien podrían observarse reabastecidos los mercados, los productos no se mueven de los anaqueles porque la población no tiene como pagar por ellos.

Señaló que aunque las estanterías están llenas, la gente no está comprando porque el salario perdió su poder de compra y añadió que a la fecha los venezolanos y las venezolanas consumimos 50% menos de lo que solíamos consumir.

Neoliberalismo y ortodoxia es la receta que aplica el gobierno de Maduro

Para Guarino la forma en la que estaría bajando la velocidad hiperinflacionaria en Venezuela no debería ser una buena noticia, pues aseguró que el gobierno la está controlando a punta de una política extremadamente neoliberal y súper ortodoxa, por medio de una restricción brutal de liquidez impuesta al sistema a través del encaje legal, con lo que se desvirtúa por completo el negocio de la banca que es prestar dinero.

El analista financiero considera irresponsable decir que estaríamos saliendo de la hiperinflación, porque no ha habido ningún cambio estructural en Venezuela, pues lo único que está logrando el gobierno es controlar la misma a través del control de la liquidez, lo que además podría generar una gravísima crisis bancaria, sentenció.