Defensor del Pueblo confirma que se mantiene una comisión especial en el Alto Apure

Foto: Defensoría del Pueblo

El Defensor Nacional del Pueblo Alfredo Ruiz informó este martes 6 de abril, a través de una nota de prensa, que todavía se mantiene una comisión especial de su despacho en la parroquia Rafael Urdaneta del municipio Páez en el Alto Apure con el fin de realizar investigaciones sobre lo sucedido desde hace dos semanas.

El funcionario destacó que el trabajo de la Defensoría en el sitio se ejecuta en coordinación con los fiscales especiales del Ministerio Público, asignados para el caso, y autoridades militares de la zona. Dijo que sus funcionarios están atendiendo las denuncias de los pobladores «sobre las amenazas y actividades de los grupos delictivos colombianos que operan en La Victoria del lado venezolano y en Arauquita en el sector colombiano. Para ello las dos Defensorías municipales de Páez y Muñoz, así como el personal de la Defensoría delegada en Apure están trabajando de forma permanente.

Ruiz asevera que la violencia precedente y las extorsiones son las causas principales por las cuales los pobladores de La Victoria y zonas aledañas tuvieron que salir hacia Arauquita.

Con respecto a las denuncias de presuntas violaciones de derechos humanos por parte de funcionarios de seguridad manifestó que las mismas están siendo investigadas y que también «funcionarios del Ministerio Público, quien coordina esta etapa preliminar con el CICPC y el Ministerio del Poder Popular para la Relaciones Interiores, Justicia y Paz» igualmente realizan sus indagatorias.   

El Defensor también aplaudió la creación de la nueva zona de Defensa Integral Especial Temporal en el alto Apure porque esto permitirá «extremar las medidas de protección y seguridad de la población como del territorio, ahora en conflicto por la presencia de grupos delictivos e irregulares que buscan intimidar y amenazar a los campesinos y productores que habitan dicha localidad».

Finalmente afirmó que algunas familias ya han retornado a sus casas de la parroquia Urdaneta y pidió al resto de la población mantener las medidas de bioseguridad para disminuir los riesgos de contagios de COVID-19.