Deltanos se deshacen de sus «corotos» para sobrevivir

Conforme sigue la inflación económica en Venezuela, algunos deltanos buscan cualquier tipo de alternativas para hacerle frente a la crisis.

Un abuelo manifestó públicamente estar por vender una nevera que se le averió recientemente, porque con ese dinero lograría cubrir parte de sus necesidades.

“Estoy pensando vender una nevera que se me quemó para tener algo de dinero. Esto (la situación país) sigue peor”, lamentó el adulto mayor.

Una nevera nueva puede llegar a valer hasta 46 millones 825 mil 500 bolívares, un monto que puede superar los 590 dólares.

Las familias más vulnerables recurren a las ventas de sus objetos de valor, desde prendas de vestir, hasta electrodomésticos o equipos electrónicos.

“Dame dos arroz por esta franela”

El “truque” es otro de los métodos al que recurren algunos deltanos para hacerle frente a la situación país. En la actualidad, se puede observar a jóvenes deambular algunas comunidades de Tucupita ofertando prendas de vestir por comida.

“Te doy esta franela por dos kilos de arroz”, es como dicen los jóvenes que caminan en Tucupita asegurando que las ropas ofrecidas no son “robadas”.