Desplazados en Arauca esperan poder volver a La Victoria

4
Cortesía

Los ciudadanos, en su mayoría venezolanos, que se fueron obligados a desplazarse desde la comunidad La Victoria, en el Alto Apure, hasta el Departamento de Arauca, en Colombia, esperan poder volver a sus casas cuando cese el conflicto armado.

Karen Izaguirre es una de tantas madres que decidió cruzar el río Arauca con su familia en medio de los enfrentamientos suscitados hace dos semanas en La Victoria, estado Apure.

En medio de estos hechos, su hijo de 17 años de edad fue detenido por efectivos de la Fuerza Armada venezolana. Tras ser puesto en libertad, toda la familia decidió agarrar unas pocas pertenencias y cruzar hacia Colombia.

En la población de Arauquita los recibió una familia en un humilde rancho mientras esperan por mejores condiciones de seguridad para regresar a su casa.

“Desde que me dieron a mi hijo me vine hacia Arauquita, por los lados de Arauca, y no he vuelto por miedo a lo que está pasando. Los refugios aquí están full. Hubo una gente que, gracias a Dios, nos está colaborando y nos dieron un ranchito chiquitico pero por lo menos puedo estar juntos aguantando el golpe hasta que podamos retornar”, relató Izaguirre a Radio Fe y Alegría Noticias.

De acuerdo con el alcalde del municipio José Antonio Páez en Apure, José María Romero, a este viernes ya había retornado el 50% de los más de 5 mil habitantes de estas zonas afectadas que habían huido hacia Arauca.

Pero Karen Izaguirre afirmó que en Santa Rosa, comunidad cercana a La Victoria, “no hay nadie, nadie está regresando. Yo no he querido ir para allá por miedo a lo que pasó con mi hijo; no quiero que vuelva a pasar algo parecido con mi familia”.

En Arauquita, el gobierno local instaló refugios para dar atención social a los venezolanos y colombianos desplazados. De ellos, Karen asegura que están siendo bien atendidos. Pero en su caso “no estamos tan bien pero por lo menos estamos vivos todos”.

“Confiando en Dios en que esto termine, pidiéndole a las autoridades venezolanas que cesen (el conflicto), que nos permitan llegar hasta nuestros hogares. Que no sigan atropellando al pueblo”, exclamó.