Según alcalde de Páez la mitad de los desplazados ha regresado a La Victoria

Cortesía

Producto de los enfrentamientos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, FANB, con grupos irregulares, más de 5.000 personas de la parroquia Rafael Urdaneta del municipio Páez del estado Apure se trasladaron hasta Arauquita, Colombia para, resguardar sus vidas.

Luego de la tensión que se vivió en la zona, las autoridades civiles se apersonaron a La Victoria para atender a los pobladores y verificar el desarrollo de los operativos militares, haciéndoles un llamado a retornar a sus hogares.

El alcalde del municipio José Antonio Páez, José María Romero, ofreció este viernes santo, a través de Radio Fe y Alegría Noticias, un balance de la situación de orden público en La Victoria, aseguró que un 50% de las familias retornaron a sus hogares.

“En La Victoria viven unas 3.000 familias, que residen en los sectores de El Ripial, La Osa, La Capilla, El Rincón, La Soledad, Santa Rosa y el casco urbano, ha retornado el 50% de las personas que se movilizaron”.

Sobre los operativos del Escudo Bolivariano, Romero destacó que las maniobras militares buscan resguardar el territorio de un grupo de disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que buscan apoderarse del territorio para realizar actividades vinculadas con el narcotráfico.

Criticó la existencia de una campaña a través de las redes sociales para infundir miedo en la población y generar desconfianza en las autoridades militares venezolanas, como parte del plan de las fuerzas extranjeras para apoderarse del territorio.

“Se intenta invisibilizar el tema de la soberanía, se intenta invisibilizar el papel del Estado, se intenta mostrar mediáticamente un Estado fallido. Este domingo se cumplen 15 días desde que se iniciaron las operaciones en el marco del Escudo Bolivariano que lleva a la Fuerza Armada a tener que actuar, por un plan que desde Colombia se ha venido desarrollando a partir de la fracturación de las antiguas FARC, hubo reductos que no fueron a la paz y de esos reductos el gobierno colombiano captó a sectores y se fueron asentando en la frontera, bajo el negocio del narcotráfico, esa es la realidad que explica por qué han atacado infraestructuras y al gobierno venezolano”.

En el caso de las denuncias de pobladores hacia los militares de los robos a viviendas abandonadas, el alcalde manifestó que han estado recibiendo las quejas y regresando a las familias sus electrodomésticos, además de sancionar a los responsables de esos hechos que denominó como casos aislados.

Frente a los posibles excesos de la FANB en la zona deEl Ripial donde perdió la vida una familia en extrañas circunstancias, manifestó que siempre van a apostar por la defensa de los derechos humanos. En este caso particular esperan la presencia de fiscales nacionales para investigar el caso.