Diagnósticos de inseguridad en el hospital de Mérida

67
Ignacio-Sandia-director-Instituto-Autónomo-Hospital-Universitario-de-Los-Andes
El director en rueda de prensa emitió un comunicado acerca de la grave problemática que existe en el Hospital Universitario de Los Andes. Foto: Rossana Mosquera.

Este martes, el director del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes, Ignacio Sandia, advirtió que continuarán desarrollándose actos delictivos dentro y fuera del centro asistencial de Mérida pues no hay seguridad que resguarde al personal y pacientes.

“Tenemos una delincuencia que hurta equipos hospitalarios, material de servicio, medicamentos y artículos personales”, señaló Sandia a Radio Fe y Alegría Noticias.

Por su parte, Akbar Fuenmayor, director de la Unidad de Control y Gestión del Hospital Universitario de Los Andes, aseguró que el centro asistencial se encuentra “sumergido en condiciones miserables”

“El hospital recibe 475 personas diarias provenientes de 5 estados del país a las que no se les puede brindar atención médica de calidad por las condiciones miserables en las que se encuentra el hospital”, señaló.

Fuenmayor destacó que de 8 quirófanos, solo están operativos 3. Además, 18 programas de salud actualmente están cerrados y el 35% del personal desertó en las áreas de enfermería e historias médicas.

Medidas para mejorar la calidad

En rueda de prensa, el director del hospital emitió un comunicado acerca de la grave problemática que existe en este centro asistencial de Mérida.

Allí, resaltó cinco puntos que consideró necesarios abordar:

  1. Sugirió intervenir el departamento de servicios generales a fin de revisar el estatus del personal que se encuentra trabajando como porteros.
  2. Colocar cámaras de vigilancia en todas las áreas de riesgo como en los almacenes, depósitos, acceso a los espacios de hospitalización, entradas y salidas del hospital, además de tomar en cuenta las reparaciones de los equipos dañados.
  3. Reforzar el cuerpo de seguridad ciudadana que labora en el hospital, proveerles de radios y equipos de seguridad, y otorgarles por ley pagos de guardia nocturna y dotación de uniformes.
  4. Incrementar la vigilancia policial de las instalaciones con rondas periódicas en áreas de servicio como salidas de la morgue, las calderas, espacios verdes que se encuentran ubicadas cerca del servicio de cardiología.
  5. Realizar una investigación policial permanente para desarticular las redes delictivas que se dedican al hurto y venta de material médico- quirúrgico dentro del hospital.
  6. Agilizar el procedimiento administrativo, laboral y penal de los implicados en actos delictivos dentro de la institución.

Además pidió la carnetización del personal, prohibición de entrada al personal de laboratorios privados que se dedican a la toma de muestras biológicas dentro de la institución, revisión periódica y al azar de carteras, cajas, maletines y morrales de poco volumen.  

Estas medidas deben ser tomadas bajo la ayuda, apoyo y coordinación de todos los entes competentes, entre ellos el Ministerio del Poder Popular Para la Salud, policía y organismos de investigación criminalística.