Dirigentes de VP aseguran que hubo «falsificación de mensajes»

Referencial

Luego de los señalamientos de Jorge Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional, contra varios dirigentes del partido político Voluntad Popular (VP), al vincularlos con organizaciones criminales de la Cota 905 en Caracas y de ser organizadores de actos de violencia en otras zonas de Caracas, algunos dirigentes rechazaron los señalamientos y aseguran que hubo «falsificación de mensajes».

Emilio Graterón, Rubén Girón, Luis Somaza, y Leopoldo López, todos dirigentes de la organización partidista, reaccionaron a las acusaciones señalando que lo dicho por Rodríguez es «un montaje».

A juicio de Emilio Graterón, ha existido un evidente forjamiento de identidad, falsificación de mensajes y montaje de conversaciones, para justificar la persecución que el gobierno emprendió contra dirigentes de Voluntad Popular.

Una de las primeras víctimas habría sido Freddy Guevara, una de las figuras políticas de las más prominentes del partido.

Emilio Graterón, aseguró a través de la red social Twitter, que los mensajes mostrados por Jorge Rodríguez no existen: «Falsificar y forjar una conversación de Whatsapp es un acto muy fácil de ejecutar y los expertos en tecnología pueden demostrarlo. No creo ni apoyo la violencia, jamás lo he hecho y lo condeno publica y activamente», publicó el también ex alcalde de Chacao.

Por su parte, Rubén Girón, coordinador del Movimiento Agroalimentario del partido Voluntad Popular en el estado Aragua, ratificó que su organización política sigue en «pie de lucha por la democracia».

Sobre las señalamientos de Jorge Rodríguez, también se pronunció Luis Somaza, director de despacho de Juan Guaidó, y aseguró que pese a las circunstancias actuales de persecución y amenazas continuará en Venezuela

«He resistido la persecución y el hostigamiento de la dictadura desde hace años por creer en una Venezuela libre y justa. Aquí seguiré, firme y convencido de que muy pronto restableceremos nuestra democracia», dijo.

Las denuncias de Jorge Rodríguez salpican a Leopoldo López, Emilio Graterón, Gilbert Caro, Hasler Iglesias y Freddy Guevara, quienes, según su versión, serían los gestantes de la violencia desatada en la Cota 905 en Caracas.