Donald Trump: “empezamos a ver la luz al final del tunel”

Foto: Casa Blanca

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que empiezan a “ver la luz al final del túnel” en su batalla contra el Coronavirus.

“Empezamos a ver la luz al final del túnel y espero que en un futuro no muy distante estemos orgullosos del trabajo que hicimos”, dijo el mandatario.

A pesar de su optimismo, Trump advirtió que antes de controlar la pandemia, deben alcanzar “el pico de la curva” y que el trayecto será difícil.

“Todos sabemos que debemos llegar a cierto punto y ese punto será horrendo en cuanto al número de muertes, pero es también un punto en que las cosas empezarán a cambiar”, señaló.

Por esa razón, advirtió a su población que las semanas por venir serán difíciles.

El mandatario aprovechó para mandar sus buenos deseos al primer ministro británico Boris Johnson, quien fue hospitalizado este domingo.

Italia y España dan esperanzas

La doctora Deborah Birx, parte del equipo especial contra el Coronavirus de Trump, apoyó el optimismo del presidente.

“Tenemos esperanza de que la próxima semana veamos una estabilización de los casos en las áreas en las que el brote empezó hace algunas semanas”, dijo.

Para Brix, la situación de Italia y España, donde los números de casos y muertes empiezan a bajar, les dan “esperanzas sobre el futuro”.

Sus palabras llegan junto a las noticias del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, de que los números en el estado más golpeado por la pandemia están bajando.

Nueva York tiene el mayor número de muertes de todo el país, con 4 mil 159 y más de 122 mil infectados.

Sin embargo, Cuomo destacó que el domingo reportaron 594 muertes, menos de las 630 reportadas durante las 24 horas previas. Además, aseguró que el número de pacientes de hospitalización bajó y que 75% de los ya hospitalizados habían sido dados de alta.

Aún así, aseveró que continúan en alerta pues aún no pueden saber si el estado alcanzó la cúspide de su curva y cómo será el descenso de la misma.

Para esta fecha, los Estados Unidos registran 9 mil 619 muertes y 337 mil 274 infectados, las cifras más altas de todo el mundo.