Economista considera «difícil» bajar la inflación a un dígito

El economista y profesor Luis Arturo Bárcenas consideró difícil que Nicolás Maduro lleve la inflación a un dígito en el año 2020.

Bárcenas dijo a Radio Fe y Alegría Noticias que la dependencia del gobierno nacional de la emisión de beneficios a través de bonos y la caída de la producción petrolera, impide que esto sea una realidad.

«Es bastante difícil, sobre todo porque todavía el gobierno está sujeto a ese financiamiento a través de la inyección de bolívares para tratar de solventar el problema que le presenta genera. Una de las causas que hace que el venezolano vea el bolívar como un activo que pierde valor, que tome esa inyección de dinero y se dirija a demandar divisas o bienes, a fin de proteger sus activos», consideró el expertó.

Mientras la situación se mantenga, Bárcenas opina que será difícil que el público recupere la confianza suficiente en la moneda nacional para reducir la inflación, al menos, a dos dígitos. Al contrario, la constante emisión de dinero acelerará la depreciación de la moneda nacional.

«Ese tira y encoje fiscal va a hacer que dudemos de eso y que de alguna forma aceleremos esa caída en la tenencia de bolívares y eso a su vez va a hacer que el bolívar siga perdiendo valor», comentó.

La rendición de cuentas es más para el sector privado

Sobre las cifras publicadas por el Banco Central de Venezuela, que ubican la inflación por encima de 9 mil por ciento, Bárcenas aseguró que son más cercanas a la realidad que las compartida por la Asamblea Nacional de 7 mil por ciento.

«Si uno observa un poco la evolución de lo que fue el encarecimiento de los bienes durante diciembre, sobre todo durante la segunda parte del año, uno ve las cifras del Banco Central de una forma más cercana a lo que fue la evolución de precios», dijo.

Aun así, Bárcenas considera que la cifra real podría ser superior y que, según datos de la firma Ecoanalítica, quedaría en 12 mil por ciento.

Para el analista, el Ejecutivo decidió volver a publicar estos datos después de cerca de 4 años sin hacerlo como un modo de mandar un mensaje al sector privado de la economía, ampliando sus políticas de liberación de mercados.

«Le está mandando el mensaje de que ‘yo reconozco que la inflación es alta, así que puedes ir ajustando los precios o las tarifas y manejar tus recursos a partir de esta cifra’. La rendición de cuentas es para el sector privado, que está tomando la batuta en la generación de bienes y servicios», concluyó.


Escuche a continuación la entrevista completa:

Ir a descargar