EE.UU. mantiene el Título 42 contra los migrantes

38
Cortesía

La Corte Suprema de Estados Unidos decidió este martes 27 de diciembre que la controvertida restricción fronteriza conocida como Título 42, implementada bajo el gobierno de Donald Trump, seguirá vigente.

La medida garantiza que los funcionarios federales podrán seguir expulsando rápidamente a los migrantes en las fronteras de EE.UU. durante los próximos meses.

Este hecho ha sido criticado por organizaciones civiles en defensa de los migrantes que aseguran que el Título 42 solo agrava la crisis migratoria y atenta contra los derechos de los desplazados.

En casi tres años, la autoridad se ha utilizado más de 2 millones de veces para rechazar a los migrantes según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CBP, por sus siglas en inglés).

Esta ley sanitaria fue reactivada durante el gobierno de Donald Trump a raíz de la pandemia de la COVID-19. La misma autoriza la expulsión inmediata de todo migrante que quiera ingresar a Estados Unidos de manera irregular.

Medida histórica

El Título 42 data de 1893 y tenía la idea de proteger a Estados Unidos de las recurrentes epidemias de cólera y fiebre amarilla, aunque rara vez se invocó.

El expresidente Donald Trump la activó el 20 de marzo de 2020 para poder deportar sin demora a los migrantes indocumentados detenidos en las fronteras terrestres lo cual afectó, sobre todo, a los solicitantes de asilo. La mayoría de ellos provenientes de México y Centroamérica.

La Oficina de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés) asegura que la situación del coronavirus está bajo control en Estados Unidos.

Por ello, varios activistas y organizaciones sociales coinciden en que las trabas al levantamiento del Título 42 son pretextos políticos que encubren ciertas dosis de xenofobia y populismo.

El presidente de la corte, John Roberts, quien firmó la orden de suspensión, cree que dejarla sin efecto podría triplicar las solicitudes de asilo. Apuntó que además traería como consecuencia un aumento en los costos de aplicación de la ley, educación y atención médica de los estados para atender a los migrantes.

Con información de AFP y EFE