El 3 de mayo: ¿libertad de prensa o libertad de expresión?

Referencial/Foto: La Voz de América

La fecha del 3 de mayo ha adquirido en los últimos años un doble significado. Por un lado en una convención mundial se decidió que se celebrara el día de la libertad de prensa. También, hoy día se ha desarrollado todo un debate en torno a definir si también ese concepto se amplía al derecho de la libertad de expresión.

El reconocido periodista venezolano Andrés Cañizales conversó con Radio Fe y Alegría Noticias este tema. Señaló que en principio, entre los siglos 18 y 19, ciertamente se entendía que la libertad de prensa estaba vinculado al hecho de poder imprimir periódicos «y eso era una actividad netamente empresarial».

Pero luego la dinámica social fue cambiando y con ello este concepto. Es por eso que luego en el siglo 20 se le da un enfoque de libertad de expresión, es decir, es un derecho más amplio y dentro de él cabe la libertad de prensa «y cabe también el derecho de cada ciudadano no solo de que se impriman periódicos sino también de que pueda expresarse».

Y como especialista en esta materia cree que actualmente «hay que hablar de libertad de expresión e información, está el derecho de quienes tienen medios de comunicación, que debería estar garantizado, está el derecho de los ciudadanos a expresarnos y está el derecho social de todos nosotros a estar informados».

En esta línea el también director de Medianálisis refirió que hace algunos años se inició en la UNESCO una reflexión si se debía hablar del derecho a la comunicación «que a su vez es un derecho más amplio que comprende el derecho a la libertad de prensa, el derecho a la libertad de expresión y el derecho a la libertad de información».

Sin embargo, aclaró Cañizales, ese derecho a la comunicación aún no aparece reconocido como tal en los diversos instrumentos internacionales sobre este ámbito.

Estima que es un debate abierto a seguir desarrollando sobre todo «a partir de la experiencia radial que es dialógica, es un espacio de servicio a la ciudadanía y de interacción permanente entre medios de comunicación y ciudadanos».

En el caso de Venezuela retrató que desapareció prácticamente la prensa escrita. De acuerdo a un reciente informe del Instituto de Prensa y Sociedad «en los años de Nicolás Maduro desaparecieron 104 periódicos y en este momento, según estas cifras, solo circulan 20 periódicos».

Aseveró que el punto de inicio de esta crisis del derecho a la libertad de prensa «fue la creación de la Corporación Maneiro que que monopolizó todo el tema del papel periódico en Venezuela, hoy no hay prensa en Venezuela y por tanto no podemos hablar de una prensa polarizada porque los periódicos desaparecieron».

El conductor y productor del programa En Este País solo observa en la actualidad medios pequeños, caso Radio Fe y Alegría, y medios digitales «que intentan tener una visión independiente de lo que está ocurriendo en Venezuela, solo que en general el gobierno entiende y confunde el periodismo como propaganda y espera que los medios que existen todavía sean propagandísticos».