“El gobierno debe dialogar los aumentos con los trabajadores”

servando-carbone-radio-fe-y-alegria
Foto: Archivo.

Servando Carbone, coordinador de la Federación Nacional de Trabajadores del Sector Público, cuestionó el último ajuste del salario mínimo y lo catalogó como una burla para los trabajadores que han salido a las calles durante las últimas semanas a exigir un salario digno.

Desde la última conversión de la moneda venezolana, la estructura de pago según escala o profesionalización desapareció, dejando al trabajador con salarios más débiles frente a la hiperinflación, a diferencia de los momentos en que su salario era fijado por contratación colectiva.

A juicio de Carbone, los aumentos decretados por el Ejecutivo nacional han sido ineficientes por ser medidas unilaterales, que el gobierno ha asumido sin acompañar los aumentos con una “verdadera política económica”.

Asimismo, cuestionó las acciones unilaterales del gobierno, y recordó que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) exigió al Gobierno de Nicolás Maduro que los temas de debates referentes al salario de los trabajadores deben ser discutidos con ellos. “El gobierno desconoce el mandamiento de la OIT: debe haber un diálogo con los trabajadores”, dijo Carbone a Radio Fe y Alegría Noticias.

Vivir para comer; protestar por ello

Según Carbone, antes del aumento la tabla del salario de los trabajadores del sector público oscila entre los 150.000 y 288.000 bolívares, más un ajuste del 60% por concepto de prima de antigüedad, y otro porcentaje que lo define la prima de profesionalización de acuerdo con la responsabilidad que asuma el trabajador.

Los montos y porcentajes señalados son utilizados por los trabajadores únicamente para la compra de alimentos, con lo que se descuida el derecho a la recreación, la salud, vivienda, vestimenta y estudio.

Carbone prevé que el sector público protagonizará más protestas en las próximas semanas, debido al aumento de los productos y la devaluación inmediata de las quincenas de los trabajadores.