El hermetismo sigue reinando en Parima B

52
Foto: Archivo.

En el programa De Primera Mano de Radio Fe y Alegría Noticias la periodista Xioly Cadenas, de la emisora Raudal Estéreo en Amazonas, confirmó que los indígenas yanomamis si habían permitido el traslado de dos de los militares heridos luego del hecho en donde fueron asesinados 4 originarios.

De acuerdo con Cadenas, que a una semana del suceso no existe ninguna información de parte de las autoridades del Estado sobre el avance de las investigaciones ni tampoco la identidad de los efectivos de la aviación militar que habrían asesinado a los indígenas.

Para este caso fue conformada una comisión multidisciplinaria entre fiscales del Ministerio Público, CICPC, FANB, gobernación de Amazonas, además de otra especial que instaló el Consejo Legislativo.

Estos dos heridos pudieron salir de Parima B porque “hubo una intermediación para que los hermanos indígenas pudiesen dejarlos en libertad”. El resto de los efectivos, unos 20 según datos extraoficiales, seguían retenidos por parte de los originarios en su propia base.

A ambos funcionarios de la Aviación venezolana se les trasladó al Hospital General del Oeste “Dr. José Gregorio Hernández” de la entidad, donde están siendo atendidos hasta ahora.

El activista de derechos humanos y de pueblos indígenas Olnar Ortiz confirmó a Radio Fe y Alegría Noticias que los uniformados heridos y trasladados fueron identificados como el 1er Teniente de la Aviación, Eduar José Evans Seijas, de 25 años de edad, y el soldado Jefferson Jesús Sebastián Garrido, de 18 años.

Este domingo se conoció que los capitanes de los Yanomamis exigían la presencia de la Vicepresidenta Ejecutiva Delcy Rodríguez en la zona.

¿Qué pasó con los cuerpos de los yanomamis muertos?

Según la periodista, las autoridades no tienen cuerpos que investigar porque fueron cremados por los yanomamis según sus rituales sagrados.

De modo que se podría complicar la investigación; sin embargo, hay testimonios de quienes estuvieron allí en el momento del enfrentamiento y pueden dar fe de lo que ocurrió.

Vale recordar que este hecho se produjo el pasado domingo 20 de marzo en un puesto militar de la Aviación venezolana ubicado en Parima B, municipio Alto Orinoco, por un router de internet.

En esa zona los militares tenían un acuerdo con los yanomamis. Los funcionarios ponían la antena y los indígenas el router para proveer de wifi tanto para el comando como para algunos indígenas yanomamis que quisieran disfrutar del servicio

Entre un forcejeo porque los yanomamis quería usar el internet “para informarse”, se suscitó el trágico desenlace.