En el Zulia han cerrado 2 mil pozos petroleros por falta de exportación

Referencial/Archivo

El presidente de la Cámara Petrolera del estado Zulia, Cesar David Parra,  informó que las sanciones norteamericanas están impidiendo que los inventarios sean vendidos. Esta situación ha ocasionado que los depósitos de crudo se encuentren a tope, ocupando todo el almacenamiento existente.

“Hemos tenido que cerrar 2 mil pozos en el Zulia porque no hay donde hay almacenar, porque no se permite la comercialización del crudo”, aseveró.

El petróleo crudo almacenado cumple un tratamiento que evita que se permee, mientras que con el crudo mediano y liviano, sucede básicamente lo mismo que ocurre con el tanque de gasolina. “Si tú dejas la gasolina con el tanque abierto se evapora, si el tanque está hermético y sin ningún tipo de ventilación más que la que debe tener por los gases, ese tanque no va a tener ningún problema”, detalló Parra.

Por otra parte, aseguró que la peor parte de la industria petrolera ha sido esta última década.

Parra recordó que para mayo del 2009 se implementó un decreto que acreditaba única y exclusivamente al Estado realizar todos los trabajos primarios, de tal manera “el sector privado quedó limitado para trabajar”.

Mientras no se derogue dicha ley no hay forma que las empresas privadas puedan atender el sector primario, es decir, “las actividades en el pozo, las lanchas no puede operar, todos los servicios están limitado”.

Actualmente quedan 82 empresas privadas de las 200 que existían, “esto es reflejo del sector, del cual si está disminuido el resto está surfeando la ola para mantener sus operaciones”.

El ingeniero aseguró que a pesar de ello siguen apostando al país por el sentido de pertenencia que se tiene. Parra explico que el Zulia cuenta con 19 mil barriles que en comparación con Brasil y Colombia son más altas.

Sobre el proceso de refinación el representante de la cámara petrolera zuliana aseguró que si la Refinería Bajo Grande funcionara “produciríamos un mínimo de gasolina, gasoil y querosén que le permitiera al sector alimentario mantenerse”.

Rechazó que actualmente “hoy dependemos de un barco, un barco que si se encalla, el Zulia se queda sin combustible y eso hay que revisarlo”, puntualizó.