En Mérida el aumento salarial solo alcanza para un cartón de huevos

Merideños diariamente deben ingeniárselas para rendir su sueldo el cual ronda los 2 dólares.

En un recorrido realizado por diferentes mercados y supermercados de la capital merideña, Radio Fe y Alegría Noticias constató que el nuevo aumento salarial decretado el primero de mayo no satisface las necesidades alimentarias porque solo puede adquirir un cartón de huevos.

En la ciudad de Mérida un kilo de harina de maíz precocida cuesta 2.600.000 bolívares, un kilo de carne de primera se encuentra en 12 millones de bolívares, un cartón de huevos en 10 millones, el kilo de pollo entero en 4.600.000, medio kilo de queso duro en 3.500.000, medio kilo de caraotas en 2.370.000 bolívares, medio kilo de arvejas en 2.300.000, 500 gramos de margarina en 3.900.000, 200 gramos de café en 3.500.000, un kilo de arroz blanco en 2.700.000 y un litro de leche líquida en cuatro millones y medio bolívares.

Un núcleo familiar comprendido de 3 personas puede llegar a gastar semanalmente alrededor de 40 dólares comprando solo los alimentos más necesarios sin incluir productos de higiene personal, limpieza, medicamentos, pagos de los servicios básicos y alquiler.

Ante este tema del aumento salarial, Jean Piero Quiñonez, coordinador de la Unión Nacional de trabajadores de Venezuela y responsable de trabajadores de Voluntad Popular en el estado Mérida manifestó a Radio Fe y Alegría Noticias que esto es “una burla más” hacia la clase trabajadora catalogando dicho aumento como de “hambre y miseria”.

“Evidenciamos una burla más de quienes han sido verdugos de la clase trabajadora durante veinte años. Mantienen al trabajador venezolano asediado y sumergido en la miseria, condenado a salarios de hambre dónde escasamente llega a los dos dólares mensuales”, refirió Quiñonez.

Explicó que durante los dos últimos años el salario de los trabajadores venezolanos alcanza “picos máximos de los 2 dólares”  y luego mantienen, a su juicio, una “devaluación constante” hasta llegar a cubrir 1 dólar mensual.

“Este primero de mayo la clase trabajadora vuelve a mantener con firmeza que la única manera de que existan mejoras y beneficios tangibles para los trabajadores venezolanos es cambiando el modelo político que al día de hoy sigue ejerciendo el poder en Venezuela”, aclaro Quiñónez, quien recalcó que es la única vía para que el trabajador vuelva a reconquistar las reivindicaciones y libertades sindicales.