En Trujillo aumentan los casos por mordedura de serpiente

Foto: Wiston León.

La temporada de lluvias llegó a Trujillo y con ella el incremento de las serpientes en las partes altas de los pueblos en la entidad andina, por lo que se han registrado varios casos de mordedura de este reptil.

Es el caso del municipio Escuque, parroquia Santa Apolonia donde José Montero Pineda, de 23 años de edad, sufrió una mordedura de serpiente cuando se encontraba realizando actividades en el campo.

El alcalde de esta localidad, Darlin Moreno, acudió a la vivienda del joven para prestarle apoyo con el traslado hacia el Hospital Central de Valera, y que fuese atendido de forma inmediata.

Se pudo conocer que José Montero Pineda se encuentra mejorando en el mencionado centro de salud.

Algo similar le ocurrió a Efraín Contreras de 30 años de edad, también habitante del municipio Escuque, quien fue mordido en el brazo por una serpiente “Mapanare” mientras se encontraba en su vivienda.

A Contreras le aplicaron los primeros auxilios en el Centro de Diagnóstico Integral (CDI) para luego ser trasladado al Hospital de la ciudad de Valera por parte de protección civil. También se encuentra mejorando de salud.

Un tercer caso reportado en Escuque sí tuvo un final fatídico. Se trata de Jesús María García, agricultor de la zona.

García fue mordido por una “Mapanare” de 2,5 metros de longitud mientras trabajaba en el campo.

Posteriormente a García lo llevaron al Hospital de Valera en donde le suministraron suero antiofídico, sin embargo murió el sábado 10 de abril.

Según familiares el agricultor falleció por no acudir a tiempo al CDI de la zona y también por complicaciones a causa del veneno en su organismo.

En lo que va de cuarentena radical las mordeduras por serpientes ocurren con más frecuencia en Trujillo.

Las autoridades locales recomiendan no matar al reptil porque aportan una sustancia importante para el tratamiento del paciente.