En Venezuela existen 162 presos políticos militares

La aseveración la hizo este viernes 18 de septiembre la diputada a la AN Adriana Pichardo a través de un informe que colgó en sus redes sociales.

La presidenta del observatorio de DDHH del parlamento que preside Juan Guaidó destacaba que esta instancia fue creada en julio de este año con la finalidad de monitorear los derechos civiles y políticos de los venezolanos.

Desde esta premisa anuncia que han venido levantando una lista verificada de los presos políticos, a través del trabajo que ejecuta un equipo de abogados penalistas y la alianza con varias ONG en el país, que cuenta con observadores en 9 estados de Venezuela.

Según las cuentas de este observatorio hasta la fecha se encuentran detenidos 162 ciudadanos con rango militar que también son considerados como presos políticos.

Pichardo aclaraba que más del 40 por ciento de los privados de libertad son sargentos y el 27.78 por ciento son tenientes.

Otro dato que aportó es que 67 de los detenidos pertenecen a la Guardia Nacional Bolivariana, 66 al Ejército, 18 a la Aviación, 7 a la Armada y 4 personas que aún no se logra identificar.

La mayoría de estos presos es de sexo masculino. Solo el 4 por ciento son mujeres.

En cuanto a los sitios de reclusión, el informe refleja que 84 de estas personas se encuentran en Ramo Verde, 41 en la DGCIM de Boleíta.

Mientras que 16 se ubican en la cárcel de La Pica, Monagas, y 7 en Fuerte Tiuna, además de 4 militares en la sede del SEBIN en el Helicoide.

La parlamentaria agrega que «estas no solo son cifras, son las familias, son víctimas de #DDHH, detrás de estas 162 personas hay torturas, hay violación al debido proceso. Nosotros vamos a continuar elevando la voz y denunciando estos hechos».

Igualmente dijo sentir que hubo eco en en el informe de la Misión de determinación de hechos porque «representa lo que hemos venido denunciado al mundo durante años, quiero agradecer y elevar la valentía de las víctimas, con testimonios atroces».

De hecho, uno de los capítulos que la Misión investigó y documentó fue el de las detenciones arbitrarias además del de desapariciones forzadas.