Encierro: los últimos 12 años de vida de Raúl Isaías Baduel

Pasó encerrado los últimos 12 años de su vida
Foto: Cortesía

El exmilitar Raúl Isaías Baduel murió encarcelado este 12 de octubre de 2021 tras permanecer cuatro años y nueve meses en El Helicoide, sede del SEBIN, en Caracas.

Preso entre las rejas de la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) y la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) luego de haber estado bajo libertad condicional por poco más de un año y medio desde el 2015.

En una ocasión anterior ya había estado encerrado durante seis años por presuntos actos de corrupción de los que se le acusó que cometió cuando era Comandante General del Ejército.

En los últimos meses fue constantemente cambiado desde la conocida celda de La Tumba, en la sede del SEBIN en Plaza Venezuela, y la sede de la DGCIM. Dos prisiones catalogadas por la propia Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos como centros de tortura. 

Cuatro años sin proceso judicial

Tras ser acusado de traición a la patria el 12 de enero de 2017, Baduel estuvo privado de libertad sin tener acceso a un proceso coherente, pues no se efectuó la audiencia de juicio.

La defensa del general Raúl Baduel denunció reiteradas veces que a su cliente se le estaban violando sus derechos a la defensa, al debido proceso y a la tutela judicial efectiva. Para el momento, ya habían transcurrido más de un año y 10 meses  en espera de que el Tribunal Primero Militar de Control de Caracas remitiera a un juez de Juicio el expediente con su causa, para que se iniciara el juicio oral y público. “Esto, a pesar de que el numeral 5 del artículo 314 del Código Orgánico Procesal (COPP) da 5 días para este trámite”, así lo manifestó Transparencia Venezuela en julio de 2020.

Andreina Baduel, hija del general y periodista, denunció en enero de este año que su papá cumplía 4 años “secuestrado” en un “limbo jurídico” recibiendo tratos crueles e inhumanos. Lo mismo ha señalado sobre su hermano, Raúl Emilio Baduel, quien también fue detenido en el año 2014 y condenado a 8 años de prisión por intimidación e instigación pública con artefactos explosivos y agavillamiento. 

Hasta horas antes de conocer la muerte de su padre, Andreina Baduel reiteró su denucia vía Twitter sobre el “centro de tortura” en el que están sus familiares.

Durante el año 2020, el General apenas recibió cinco visitas de sus familiares. Días atrás su familia había solicitado que se le atendiera con urgencia debido a su delicada condición de salud.

Según la ONG Foro Penal Raúl Isaías Baduel se convirtió en el décimo preso político que fallece bajo la custodia del Estado. Solo en este 2021 se han registrado 3 muertes de presos políticos, entre ellas la del indígena pemón Salvador Franco, en el mes de enero.

Los primeros seis años antes de la libertad condicional

Acusaron a Raúl Baduel por primera vez en 2009 de enriquecimiento ilícito cuando residía en Maracay, estado Aragua. 

El fiscal militar para la fecha, Ernesto Cedeño, explicó ese día de la orden mediante el canal del Estado, Venezolana de Televisión (VTV), que había encontrado suficientes «elementos de convicción» para presumir que Baduel extrajo «una alta cantidad de dinero de la Fuerza Armada» durante su gestión como ministro entre los años 2006 y 2007. 

La defensa de Baduel que llevaba el caso para su primer arresto no supo de la orden de captura sino hasta luego de la detención del general.

Las pruebas que presentaban contra Budel iban desde poseer nueve automóviles que presuntamente compró en sus tiempos de ministro, ocho apartamentos ubicados en tres ciudades del país, hasta la presunta compra de joyas, valoradas en unos 140.000 dólares. Todo eso presuntamente obtenido bajo actos ilícitos.